miércoles, 8 de enero de 2014

Review Brompton 1000 kilómetros

Parece que fue ayer cuando tuve mi primera experiencia con una bicicleta plegable y desde entonces hasta hoy no he dejado de dar pedales con una plegable. Lo que en un principio era una curiosidad, poco a poco pasó a convertirse en una adicción. Por aquellos entonces, a pesar de tener una de las mejores bicicletas plegables del mercado, Dahon Speed TR, no dejaba de desear tener algún día una bicicleta plegable Brompton. Tras otra buena bicicleta plegable que me dio muchas satisfacciones, Tern Link P9, muchas negociaciones familiares para intentar convencer al personal de las bondades de una Brompton, por fín, en el verano del 2013 llegó a mis manos.

He de decir que aunque nada mas tenerla me di cuenta de gran parte de la consagrada leyenda como el "summum" de las bicicletas plegables, sin embargo, no fue tan fácil adaptarme a sus desarrollos. Durante este tiempo ha habido muchas satisfacciones que han ido en progresión hasta la fecha en que cumple sus primeros 1000 kilómetros y es momento de hacer una pequeña review de lo vivido con ella hasta hoy.


* Plegado
Sin género de dudas, es la reina del plegado. Hay muchas bicicletas plegables, pero ninguna es una Brompton. No se trata de generar polémica, es simplemente, dar "al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios". Los detractores de Brompton como bicicleta plegable, podrán atacarla y achacarla ciertas carencias por otros lados, pero en este punto es una necedad no admitir la evidencia. Su volumen de plegado es increíblemente pequeño, lo organizado y ordenado del conjunto te deja con mirada de incredulidad. Su peso es relativamene bajo para el material del que está fabricada, aunque hay que estar fuerte para poder manejar un bulto de unos 11 kilos arriba y abajo. Entra en cualquier sitio, en el coche, en un armario, debajo de la mesa, en el carrito de la compra, en el ascensor...

* Mecanismo de plegado y desplegado
Este es uno de los puntos que me ha sorprendido y que antes de probarla me picaba la curiosidad. En mis anteriores plegables, los mecanismos de plegado y desplegado era avanzadas tecnologías con sistemas de seguridad y rimbombantes nombre técnicos que o bien cogían holguras, había que regularlos con bastante frecuencia o no dejaban de producir molestos y persistentes crujidos. En la Brompton te encuentras una limpia y sencilla bisagra para el marco y otra para el tallo del manillar con un espartano sistema de cierre por medio de una palomilla de plástico. Al final, el resultado es impecable. Ni un ruido, ni una holgura y ni una sola regulación. Parece un mecanismo suizo, plegado y desplegado, rápido y con precisión. Si le puedo poner un pero, no sería al funcionamiento, sino a la estética, ya que usan plástico para las palomillas de cierre y creo que la bicicleta podría utilizar algún tipo de material mas noble como aluminio o titanio que mejoraría notablemente el aspecto. 

* Cuadro
Antes de probar el cuadro de la Brompton, el que mas me había gustado era el cuadro de la Dahon Speed. Ambos cuadros están fabricados en acero chromoly "steel is real". Aunque hay mucha controversia con el uso de los diferentes materiales en la construcción de las bicicletas, lo que es cierto es que las bicicletas fabricadas en acero, matizando que hay muchos tipos de acero, dan unos resultados espectaculares durante toda una vida. El aluminio destronó en su momento al acero en la fabricción de bicicletas y actualmente el carbono ha hecho lo propio con el aluminio. Actualmente, en la realización de un marco para una bicicleta plegable predomina el uso del aluminio, pero han de tenerse en cuenta factores que no cuentan o no son tan importantes en las bicicletas con un cuadro monocasco. Brompton en su momento optó por el acero y mas de 30 años después sigue con el mismo material y no tiene intención de cambiar.

* Geometría
Como ciclista que ha montado en muchas bicicletas de diversos tipos, la geometría de una bicicleta hace que la llegues a ador o a detestar. El sentirse cómodo y acoplado hace que además de un pedaleo eficiente, los kilómetros no te pasen tanta factura. En la Brompton es increíble como está conseguida la posición del ciclista en una bicicleta con ruedas de 16". Personalmente me encuentro comodísimo y acoplado. Yo elegí el manillar tipo M que aunque es horroroso y me recuerda a mi GAC de los años 80, me permite hacer salidas de 100 kilómetros.

* Ruedas y cubiertas
Las ruedas de 16" pulgadas, en concreto Brompton son con medida Ertro 349, algo superior a las genéricas 16", dan un rendimiento muy aceptable. He de decir que las ruedas de 20" (ertro 406) son rapidísimas y son la relación mas ajustada en prestaciones y tamaño de plegado, pero la Brompton con sus pequeñas ruedas no se queda a mucha distancia.

http://aventurasenunabiciplegable.blogspot.com.es/2013/02/segundo-test-100-km-roquetas-cabo-de.html

http://aventurasenunabiciplegable.blogspot.com.es/2013/11/salida-de-100-km-con-la-brompton.html

Con las ruedas de 20" hacía el recorrido de 100 kilómetros en 4 horas y 11 minutos a una velocidad media de 23.9 km/h y con la Brompton hago la misma distancia en 4 horas y 26 minutos más a una media de 21.9 km/h.

Mi Brompton es el modelo del 2013 y trae las nuevas llantas de doble pared. No ha habido ningún tipo de problema de radiado y las he sometido, como siempre a uso intensivo.  La pista de frenado de momento no presenta ningún tipo de desgaste.

Las cubiertas son también las nuevas del 2013 con Kevlar y decir que ruedan de maravilla, son rápidas, tienen buen agarre y "0" pinchazos. No se aprecia el más mínimo signo de desgaste.

* Transmisión
La transmisión de mi Brompton era la de 6 velocidades con plato estándar de 50 dientes. Aquí es donde mas me costó adaptarme, ya que venía de una bicicleta con plato de 53 dientes y sin embargo la sensación de ir atrancado con la Brompton era constante. El buje Sturmey Archer BWR es muy largo, y creo que el plato que debería ser estandar sería el de 44 dientes y tener como opción por arriba el de 50 dientes y por debajo el de 39 dientes. Yo al final opté por el plato de 44 dientes y descubrí, como dicen en la Formula 1, que tenía coche. A partir de ese momento me adapté y me di cuenta de las posibilidades de mi Brompton.

 El adjetivo más acorde a la transmisión de la Brompton sería "eficaz". No es una transmisión de cambio suave y rápido, pero si es segura, no hay saltos ni malos engranajes, y es "eficaz". No he tenido ningún problema ni he debido regularla en ningún momento, solo dar pedales.

Las nuevas bielas, son unas Stronglight encubiertas, son discretas y efectivas para este tipo de bici. El eje de pedalier, de tipo cartucho cuadradillo sellado, es el del 2013 y ha cambiado la medida (68 X 119 mm), siendo algo más largo al cambiar las bielas y variar la linea de cadena.

Los mando de cambio son tremendamente feos, de plástico y con aspecto y tacto endeble. Acostumbrado a cambios rapidfire o grifshift, estos parecen una burla, pero funcionan correctamente y son muy fácil y baratos de reparar.

* Tija y sillín
El tema de la tija es un punto que trae de cabeza a muchas bicicletas plegables. Brompton ha optado por un sistema muy rudimentario por presión regulable con un tornillo y palomilla de plástico que es tremendamente efectivo desde el primer momento. Es rápido de usar y no se ha bajado nunca la tija. La tija es de metal cromado. Tiene un aspecto algo trasnochado, pero ni se araña, ni se roza a diferencia de las bonitas tijas de color negro brillantes.

El sillín es muy aparente, con su bonito logo Brompton, con una pletina plástica bajo la nariz del mismo con forma para agarrar cómodamente la bicicleta plegada, pero que cuando te subes en él y haces algún trayecto de más de una hora no dejas de pensar en que tienes que cambiarlo. Finalmente lo cambié y actualmente ando "breaking" mi Brooks B17 Imperial.

* Frenos
Los frenos es un punto que casi todos los usuarios de Brompton critican. Han mejorado notablemente el tacto de frenado con las nuevas manetas de freno, que por cierto, son muy bonitas. Los puentes de freno y las zapatas funcionan de forma correcta y frenan la bici, aunque no recomiendo apurar como lo haría con unos hidraúlicos. Creo que la clave, como todo en la vida, es ser consciente de las limitaciones y adpatarse a éstas. Yo de momento estoy contento, las zapatas no presentan desgaste y cuando empiece a percibirlo podré valorar.

* Pintura
El trabajo de pintura es muy sencillo y sin ningún alarde. Nada de florituras ni grabados. Los colores elegidos son muy alegres y ayudan al toque desenfadado de la bicicleta, pero comparada con otras bicicletas no hay punto de comparación. Aunque de momento no presenta ningún tipo de óxido por ningún punto, si que se ha desconchado la pintura en puntos de contacto del pliegue del cuadro, mientras que el pliegue del tallo del manillar apenas muestra ningún signo.





* Guardabarros
Como ya había comentado, la elección del guardabarros fue un poco por imposición, ya que el modelo que yo quería con color y velocidades los llevaba de serie. Aunque no me hacían mucha gracia estéticamente he de decir que son todo un acierto. La clave del éxito es lo bien fijados que vienen al cuadro, haciendo que no se perciba la más mínima vibración ni ruidito. El tema del faldón del guardabarros delantero, aunque entiendo que es efectivo, me sigue pareciendo horroroso.

* Cableado
Es un aspecto que está pensado al detalle en la Brompton y que resulta de vital importancia. En otras plegables comprobé como a base de realizar la operación de plegado y desplegado los cables hacían que los cambios externos perdieran la regulación con frecuencia. También estaba el problema del aparatoso arco que formaban los cables por delante del manillar que en Brompton queda resuelto y permite instalar el ingenioso y cómodo sistema de carga frontal.

CONCLUSIÓN
En estos primeros 1000 kilómetros me he dado cuenta de que Brompton es un producto fiable, eficiente y que aunque podría mejorar muchos aspectos con materiales de supuesta mejor calidad, en lo esencial es una bicicleta robusta y capaz de afrontar muchas aventuras que otras bicicletas plegables con mas tecnología tal vez no podrían. Estoy muy contento y volvería a comprarla y si pudiera tendría otra con manillar S y 3 velociades, pero con mi Brompton tengo bicicleta para todo.