miércoles, 29 de enero de 2014

Reflexiones sobre la posición y la geometria de Brompton

Uno de los aspectos fundamentales de cualquier tipo de bicicleta es que sea cómoda, que se adapte a nuestra morfología y a nuestra forma o estilo de conducción. Puede que nos llamen mucho la atención cierto tipo de bicicletas por su estética agresiva pero una vez subidos sobre ella y tras pedalear unos kilómetros nos damos cuenta que no estamos hechos para ella. Aunque resulta evidente que existen diferentes tipos de bicicletas para cada disciplina ciclista, lo que intento reflexionar es como en el mundo de las bicicletas plegables se han llegado a conseguir geometrías muy similares o idénticas a algunas disciplinas de ciclismo para las que no estaban originalmente pensadas.





En principio, si hablamos de geometría de las bicicletas plegables, a todos se nos viene a la mente que estarán orientadas claramente a geometrías para ciclistas urbanos con posiciones muy erguidas con el fin de poder ver bien el tráfico y porque además no sería, en principio necesaria, una posición deportiva. Como se ve en los gráficos, la geometría de las bicicletas y su uso nos irán alejando progresivamente del manillar cuando las posiciones sean mas cómodas y a acercarnos al manillar cuanto más deportivas sean éstas.

Dentro del gran campo de bicicletas plegables encontramos multitud de conceptos con eminente sabor urbano y posiciones muy erguidas como Strida o con geometrías polivalentes como Dahon, Tern, Birdy o Brompton.




Geometría polivalente de Dahon
Geometría polivalente de Tern

Tras haber usado diferentes tipos de geometrías a la largo de mi vida ciclista, personalmente me encuentro cómodo con la geometría denominada "touring" o "audax". Concepto basado en una bicicleta con similares características a una bicicleta de carretera en un primer vistazo pero con algunas diferencias notables. Las principales diferencias son las distancias entre ejes, donde estas bicicletas suelen tener en torno a los 105 cm con respecto a los 100 de las típicas bicicletas de carretera. Esto les da estabilidad y las hace menos nerviosas. Junto a esa mayor distancias, tenemos un ángulo de ataque mas relajado, entorno a los 72º que permiten una posición algo más erguida que en las bicicletas de carretera para poder afrontar sin problemas cervicales largas kilometradas.


Este concepto lo han llevado a la práctica algunas marcas de bicicletas plegables y han conseguido verdaderas bicicletas con este tipo de prestaciones, pero con ruedas pequeñas.








Mi bicicleta Brompton es uno de esos ejemplos de diseño donde uno de sus secretos radica en su estupenda geometría. Una bicicleta que con unas ruedas de 16" 1 3/8 (Ertro 349) tiene una distancia entre ejes de 104cm y un ángulo de ataque de 72,4º además de una distancia al manillar hasta los 67cm me permite poder afrontar salidas de más de 100 kilómetros a velocidades medias de 22 km/h. Con la correcta elección del tipo de manillar podemos además cambiar sustancialmente tanto la posición como el estilo de conducción.






Si analizo la posición y la geometría de mi modelo de Brompton con manillar tipo M, obtengo una bicicleta idónea para poder afrontar touring e incluso pruebas audax o brevet donde la importancia radica en la comodidad del piloto al tener que pasar muchas horas sobre su bicicleta. Las distancias son las mismas que en una bicicleta de touring o audax de rueda de 700c y la posición sobre ella es la recomendada (a las 01.00 o 11.00 en punto).