lunes, 15 de abril de 2013

Salida 70 km Roquetas-El Toyo-Roquetas

Hoy tocaba salir y hacer kilómetros y aprovechando que el tiempo es magnífico, culotte y maillot corto, crema solar, bidón con bebida isotónica y a rodar.

Estoy exactamente a 15 días de la Brevet de 200 kilómetros en la que me gustaría participar y todavía tengo que seguir acumulando horas de sillín y kilómetros en las piernas para ir con garantías. Cada día voy más acoplado a la Tern y los kilómetros son más fáciles de hacer, pero cuando sobrepaso las 4 horas empiezo a notar molestias en las posaderas, y siendo muy optimista creo que podría hacer la Brevet en 9 horas o 9 horas y media, por lo que debo seguir acumulando horas de sillín.

Hoy quería rodar fuerte, aprovechando que tenía cargadas las piernas del sábado, es la mejor forma de ver si el trabajo va asentando. El comenzar a rodar se hace siempre raro, el cuerpo dice que no está cómodo, pero a los pocos kilómetros empiezas a coger temperatura y las piernas se acoplan y funcionan como pistones. Pongo dirección Almería con intención de ir a El Toyo y vuelta.

En Costacabana voy muy bien y enfilo las rectas del aeropuerto hasta El Toyo, aprieto y aguanto con buenos desarrollo los toboganes y las piernas pican, pero cada vez muevo con más alegría los desarrollos largos. Cuando me doy cuenta y miro el cuentakilómetros, acabo de hacer 1000 kilómetros con la pequeñaja.



Doy la vuelta en El Toyo y  enfilo el regreso con muy buen ritmo y con estupendas sensaciones. Aprovecho estas salidas para entrenar la parte física pero también la psíquica porque en una prueba de larga distancia son muchas horas las que debes estar conectado a masa pedaleando y con mucha probabilidad en solitario, por lo que procuro acostumbrar mis pensamientos al rodar en solitario y aprovecho a repasar mentalmente todo lo que voy a necesitar a nivel de material, equipamiento, comida y logística para la Brevet. Cuando me quiero dar cuenta estoy tan metido en mis cábalas que ya estoy llegando a casa.

Al final han sido 70 kilómetros en los que he invertido 2 horas y 36 minutos a una velocidad media de 26.7 km/h.