domingo, 7 de abril de 2013

Subiendo un puerto de montaña de 2ª con la Tern Link P9

Hoy había ganas de forzar la máquina y como no había nadie para salir a rodar, me he dicho, hoy vamos a subir un puerto de montaña, de los de verdad. Así que despertador a las 07.15 horas, bajo a Gretta a la calle, subimos, desayunamos los dos, ella pienso y yo tostadas de aceite con miel, preparo la bici y a las 08.00 rodando en la calle. Luce el sol y la temperatura es fresca pero agradable, unos 15º C.

Como el puerto es pequeño, unos 10 kilómetros, pongo rumbo a Almería y antes de llegar doy la vuelta en Pescadería, así empiezo a subir con 30 kilómetros en las piernas y habiendo calentado como Dios manda. Como digo es un puerto pequeño, pero es intenso y te permite probar tu estado de forma muy rápido, ya que partes de nivel del Mar y en 10 kilómetros asciendes a los 1020 metros con rampas del 8% y el 9%. 

La subida empieza sin piedad, con repechones fuertes en los primeros kilómetros que me obligan a empezar a subir coronas y comienzo con la velocidad 2ª (piñón 28 dientes) desarrollando 2.93 metros. Voy bien, de momento el ritmo me es cómodo.

2ª marcha 10.9km/h al 8% pendiente
De momento voy subiendo más fácilmente de lo que esperaba y mi sombra parece que quiere más.


 A los dos kilómetros de subida la rampa se endurece y ya estamos con el 9%, las piernas van bien y el ritmo parece que es el mismo, de momento no necesito poner 1ª marcha (piñón 32 dientes).

Sigo en 2ª marcha 11.1 km/h 9% pendiente
Comienzo a ver a grupos de ciclistas con bicicletas de montaña de lejos y como los voy cazando y sobrepasando, la cosa va mejor de los esperado.

Al fondo se empieza a ver la Sierra de Gádor

Comienzo a ver ciclistas a lo lejos
¡Cazados!
Mas ciclistas que voy cazando
Algunos de los que voy pasando me preguntan que si es eléctrica, llevan todo el desarrollo y no me siguen, se quedan atrás. Uno comenta a los demás que como él siempre dice, lo importante es el ciclista y no la bici, nos miramos, sonreímos y sigo subiendo.



Ya me va quedando menos, y subo la última corona (1ª marcha 32 dientes) desarrollo de 2.57 metros, ya no hay que apurar más, el móvil al bolsillo y a terminar de subir.



La Alpujarra almeriense con el mar al fondo

Me quedan unos tres kilómetros para llegar arriba, pero no voy bien de tiempo, he quedado con la familia pronto y tengo que empezar a bajar, lo duro ya se ha subido. La bajada es vertiginosa, el firme es muy bueno y las cubiertas Schwalbe Marathon Racer 1.5 agarran con mucha seguridad. Hoy los frenos me da la sensación que van mas templados, creo que es cuestión del firme, aquí no tengo que tocarlos tanto y simplemente dejarme caer. Pongo la 9ª marcha (piñón de 11dientes) con un desarrollo de 7.47 que me permite alcanzar los 55 km/h.

Al final han salido 50 kilómetros en 2 horas y 10 minutos a una velocidad media 22.6 km/h y con la sensación buena de haber subido un puerto con una bicicleta de ruedas de 20" con un único plato de 53 dientes y 9 marcas con un 11-32. También saco otra conclusión, aunque he subido bien, sin embargo he comprobado que si lo intentara hacer cargado con alforjas en plan cicloturismo necesitaría un 36 dientes atrás, y el desviador Neos 3.0 solo admite hasta 32, así que la opción posible, manteniendo las 9 marchas, sería cambiar de desviador por uno normal, del tipo Sram X7 y un cassette 12-36. Pero de momento, voy a desgastar bien el cassette Sunrace 11-32.