martes, 16 de abril de 2013

Review Tern Link P9 a los 1000 kilómetros

Hoy mi pequeña ha llegado a la cifra de 1000 kilómetros, hechos en 3 meses en los que no hecho más que disfrutar y sorprenderme de este prodigio del diseño y la ingeniería. Con 1000 kilómetros ya puedes sacar conclusiones, ya supone un test suficiente para comprobar su fiabilidad y sus debilidades. Además, no hay que olvidar que todos esos kilómetros han sido realizados en condiciones de esfuerzo máximo, en carretera, rodando a medias altas y subiendo y bajando puertos de montaña. 

* Cuadro y mecanismo de plegado
No defrauda, todo lo contrario, te sorprende por encima de lo que tenías en mente. El cuadro es rígido como la bicicleta más rígida, cuando pedaleas te olvidas por completo que vas montado en una bicicleta plegable.

El sistema de pliegue es suave, no hace falta ejercer fuerza, se desliza y cierra con seguridad. La solapa de cierre es de generosas dimensiones y tiene un pequeño seguro que es muy fácil de usar e intuitivo. La he abierto y cerrado muchas veces y ningún ruido raro ni holgura.
Tiene un diseño atractivo y moderno, con aluminio de calidad y soldaduras muy bien acabadas. Tiene un trabajo de pintura de "10" y no ha dado en ninguna parte del cuadro signo de desconchón, ni en la caja del pedalier donde es muy habitual por las chinas que saltan.
Los orificios del cuadro para la instalación del portabultos y portabidón están perfectamente realizados y no dan problemas al instalar y desinstalar.

* Geometría
Este es un punto básico a la hora de poder sentirse cómodo pedaleando en la bicicleta. Tiene una geometría perfecta para poder sacar todo el partido a la bicicleta con unas distancias entre ejes idénticas a las bicicletas de ruedas grandes y con una distancia sillín manillar que en mi caso es idéntica a la que usaba en mi bicicleta de carretera, una talla 55. La he probado en estos 1000 kilómetros y he hecho varias salidas de 100 kilómetros donde no he sentido ningún tipo de fatiga, ni en cervicales ni en muñecas.

* Potencia Physis
Otro de los puntos mas delicados en casi todas la bicicletas plegables es la potencia. Por el propio diseño de las bicicletas plegables obliga a que el tallo del manillar o potencia sea de gran longitud desde la pipa de dirección provocando un efecto palanca sobre todo el conjunto y que por tanto haga que flexe. Hasta ahora la mayoría de las bicicletas, en mayor o menor medida flexaban en este punto, pero Tern ha dado en el clavo. La potencia Physis está sellada literalmente, no flexa nada y he llegado a bajar con ella a 55.5 km/h con todo el cuerpo ejerciendo presión sobre el manillar y nada de nada.
Por contra, al no ser regulable en altura, es muy generosa en longitud, con lo que la gente de baja estatura irá en una posición muy erguida. En mi caso que mido 1.81 me queda perfecta, a la misma altura que he llevado siempre mis otras bicis.

* Cierres
Los cierres, del manillar y de la tija son de aluminio de la marca alemana Syntance, con muy buen acabado y aspecto inmejorable. El cierre de la tija del sillín se bajaba al principio y es necesario girar la ruedecilla hasta que a un cuarto de cierre de la palanca haya que ejercer presión con toda la mano. Desde ese momento no se ha vuelto a bajar.

* Tija del sillín
Presenta un acabado espectacular, no dando de momento signos de raspadura por el roce de bajar y subir, a ello ayuda el casquillo que lleva en su interior que además facilita que se deslice con mucha facilidad.

* Sillín
El sillín que trae de la casa Biologic que tiene muy buena pinta, pesa poco y está decorado a juego con los colores de la bicicleta, está pensado para pequeños paseos. Es muy rígido y los cantos cuando llevas más de una hora muerden en los muslos.

Fue una de las primeras cosas que cambié por el Selle SMP TRK que me está dando un resultado magnífico. Es cómodo y me adapté a él enseguida, realizando salidas de más de cuatro horas. Sin embargo, presenta claros y evidentes signos prematuros de desgaste en las letras laterales serigrafiadas.

Signos evidentes de desgaste en las letras serigrafiadas
* Ruedas
Las ruedas es una de las partes fundamentales en cualquier bicicleta y en una plegable es una de las cosas que marcan la diferencia en su comportamiento. Este es otro de los aspectos que han cuidado en la Tern con unas ruedas, ligeras y bien radiadas que se están comportando magníficamente. Las he revisado y no hay un sólo síntoma de debilidad en el radiado. Estéticamente son robustas y ruedan muy finas.

* Cubiertas
Las cubiertas Schwalbe Marathon Racer 1.5 son ligeras, duras y rápidas. Schwalbe quiso aunar en un producto la legendaria dureza y durabilidad de su modelo Marathon con una carcasa más ligera y rodadora y así nacieron las Racer. De momento no se aprecia ni un solo signo de desgaste en la rueda delantera que conserva todos los pelillos, a diferencia de la rueda trasera en la que si se va apreciando algo del desgaste. La solución será el intercambio de la trasera por la delantera, que lo haré a los 1500 kilómetros. El tema pinchazos  "0". Las llevo a la máxima presión recomendada 6 bares de presión.

Rueda trasera
Rueda delantera
* Guardabarros
Los guardabarros SKS de cromoplástico tienen un acabado inmejorable, con un negro brillante y varillas en acero inoxidable. Fue una de las cosas que dude en quitar o no, pero que al final opté por dejarlos puestos y ya no me acuerdo que los llevo. No producen ruidos, van muy bien anclados y no pesan nada. Personalmente, me gusta mucho el aspecto clásico que le dan a la bicicleta, a parte de las salpicaduras y suciedad que evitan.

* Frenos
Los puentes de freno Kinetic V-Brake no tienen nada que envidiar a ninguno de otra marca. Tienen un acabado discreto en color titanio mate y utilizan toda la tornillería en acero inoxidable. Son potentes y han ido mejorando con el paso de los kilómetros. En un principio el tacto era mas chicloso y progresivamente han ido siendo más contundentes. Las pastillas son duras y aunque paran la bici con solvencia, cuando toque cambio de pastillas pondré unas de doble o triple compuesto que aunque se desgasten antes, mejoran notablemente la frenada.

Las manetas Avid-5 son de gama media, cumplen perfectamente para estos puentes. Estéticamente son sobrias pero me gusta su ergonomía, ya las había usado anteriormente y me permiten frenar con comodidad.

* Puños
Los puños Biologic ARX son muy cómodos, tiene un punteado que evita el tacto jabonoso cuando sudan las manos. Son de goma dura y están como el primer día. Quizás se queden un poco justos en el tamaño del apoyo palmar, a diferencia de los ERGO que son más amplios en esa zona, pero el tacto gomoso de estos con el sudor hace que se deterioren muy pronto.

La herramienta que lleva en uno de los puños no es nada del otro mundo y la quité el primer día para poder acoplar unos acoples ergonómicos.

* Transmisión
La transmisión ha sido encomendada al desviador trasero Neos 3.0 con un mando de puño hecho por Sram para Tern, que no deja de ser un Grip shift Sram-7 de 9v.

El desviador trasero Neos 3.0 es la última evolución del Dahon Neos 2.0, que a su vez fue una mejora del Dahon Neos 1.0, que aunque funcionaba, dejaba mucho que desear, tanto en suavidad como en rapidez. El Neos 3.0 ha mejorado notablemente los problemas iniciales. Es un cambio muy pequeño, de pata corta, que admite un 11-32 y funciona rápido y preciso. Es muy fiable, no he tenido que ajustarlo ni una sola vez, no ha raspado en ningún momento y se ha comportado en todas las situaciones de forma impecable y precisa. La única pega que tiene es que no admite un piñón 34 porque con un desarrollo de 11-34 en 9v sería completisimo su rango.

El puño grip shift Sram para Tern, es un Sram X-7, de calidad y buen tacto, algo brusco pero 100% efectivo. Personalmente, me gusta mucho el tacto Sram con tiro 1:1, aunque resulta más brusco y sonoro que Shimano que usa el tiro 1:2, es mas preciso y más difícil su desajuste. La calidad de la goma y materiales son de gama alta.

La piñonera es una Sunrace de 9v 11-32 que tiene las "3 B", es "bueno, bonito y barato". Es una piñonera muy bien escalonada (11-12-14-16-18-21-24-28-32) con un peso de 346 gramos y un precio de 18 euros y que de momento no presenta síntomas de fatiga a pesar de sufrir mayor desgaste al tener un solo plato y ser usados lo nueve desarrollos con mayor tensión en la linea de cadena. Para evitar los desgastes prematuros cambiaré cadena a los 2000 kilómetros y la piñonera cada dos cambios de cadena.

Las bielas son unas Kinetic que ya han usado con anterioridad diferentes modelos Dahon y que tienen muy buena presencia. Son para eje de cuadradillo, pero para gente de mi época que nos gustan las flacas clásicas, valoramos mucho el rodar fino de los ejes de cuadradillo. No ha habido ni una sola salida o chupada de cadena. Me gusta su estética y la calidad que desprende.

CONCLUSION

La Tern Link P9 ha cumplido completamente mis expectativas y considero que no me he equivocado lo más mínimo en su elección para el uso que pretendía darle.

Buscaba una bicicleta que fuese plegable, para poder almacenarla en un espacio reducido, no necesitaba su fácil portabilidad para uso ciudadano, y eso lo cumple a la perfección, es ligera y la guardo en el interior de un armario en mi terraza.

Quería que fuese, además de ligera, resistente y con componentes de calidad para poder hacer un uso deportivo con ella. La Tern Link P9 tiene un cuadro de una estética espectacular, con unas tecnologías de pliegue que la confieren, posiblemente, la mejor rigidez del mercado y montada con componentes de gran calidad que me han permitido hacer un uso 100% deportivo, sin mostrar en ningún momento debilidad frente a bicicletas específicas para uso deportivo.

Las posibles dudas que pudiera tener en el primer momento de la compra, ya que mi gusto se decantaba por la Tern Verge X-10, pero su alto precio me echo hacia atrás, y por tanto opté por la Link P-9, han sido disipadas con el uso continuado que le he ido dando. Considero esa diferencia de precio inicial, un acierto en mi elección, puesto que ahora mismo no cambiaría mi pequeña por otra, cumple con creces todo lo que le pido y le voy a pedir.

Por tanto, si me preguntaran si volvería a repetir el mismo modelo, mi respuesta es rotundamente SI. Es la bicicleta perfecta para mi uso, totalmente deportivo y fácilmente plegable y almacenable en mi casa, evitando las molestias típicas en un domicilio que ocasionan una bicicleta de gran tamaño tipo carretera, y sin embargo, permitiéndome seguir disfrutando de mi pasión por el ciclismo deportivo.