domingo, 18 de agosto de 2013

Ser más visibles: chalecos, arnés, mochilas y ropas con luces

Aunque la gran mayoría de ciclistas utilizamos luces de señalización o catadriópticos para nuestras bicicletas,  nunca está de más conocer otros elementos que nos ayuden a ser más visibles. La legislación dice que deberemos llevar ropas en colores claros o visibles a distancias de no menos de 150 metros. Con estas directrices, y ante todo, por nuestra propia seguridad conviene conocer que nos ofrece el mercado en este aspecto. 


Lo primero que se nos viene a la mente son los típicos chalecos reflectantes, arnés y cintas, que son muy visibles, además de pesar y ocupar bien poco entre nuestros complementos esenciales de ciclista. Existe variedad en este punto, puesto que tenemos además de los escuetos chalecos de señalización, como los usados en el coche, unos específicos para el ciclismo, de mejor calidad, con mayor superficie visible y con capacidades de cortavientos o impermeables.




Todos estos modelos, son muy completos y de alta visibilidad, pero hay que reconocer que en verano dan mucho calor, por eso, existen opciones más reducidas, conocidas como de tipo arnés que apenas notas su presencia en los días de calor sin repercutir en su capacidad de hacernos más visibles al resto.




Finalmente, como medio más minimalista tenemos las cintas que fabricadas en el mismo material que los arnés podemos colocar en piernas o brazos. Existen modelos que además hacen las veces de sujección a la pernera del pantalón y que una vez enrollados no ocupan nada, y otros que añaden unos pequeños leds de color rojo que aumentan su visibilidad.




Pero hay veces que por las circunstancias de la climatología del lugar donde resido, o por el horario laboral, surgen muchos momentos al cabo de nuestras jornadas de ciclismo urbano que nos obligarían a ser cuanto más visibles mejor. Si es esa nuestra situación, y aunque no lo sea, deseamos ser muy visibles, existen ropas específicas para ciclistas con luz incorporada y mochilas a las que también les han les podemos incorporar luz o ya la traen añadida.

Una de las conocidas como ropas con luz es la que la empresa austriaca Eutope lanzó al mercado hace un par de años como una chaqueta deportiva y elegantona, la "sporty supaheroe", pensada para el ciclista urbano, cargada de luces led que se activan y alumbran con el movimiento. Aunque parece algo exagerado, no deja de ser muy visible y 100% utilizable en nuestras jornadas de ciclismo nocturno.






Para las mochilas que habitualmente cargamos para el trabajo o para algún recado o incluso para alguna excursión, tenemos varias opciones para hacerlas altamente visibles. 

La primera opción, es una simple funda fabricada en material reflectante que además en muchos de los casos permiten acoplar algún tipo de luz por medio de un clip.



En un nivel superior encontramos fundas para mochilas que ya llevan incorporadas luces para hacernos altamente visibles.

La marca Respro tiene el modelo de funda para mochila con luces Hump Las Vegas que proporciona una visibilidad impresionante en las circunstancias más desfavorables.





Después de ver las fundas para mochilas reflectantes, fundas reflectantes con luz, ahora vemos las mochilas con luz.

La marca Torch tiene una linea de mochilas con luz, "Flux backpack", de aspecto minimalista pero con una alta visibilidad y totalmente orientada al uso del ciclista urbano.


 

 


Otro modelo de mochila con luz, o más bien, con información luminosa es la Seil Bag del diseñador Sur Coreano Lee Myung Su. Es una mochila de lineas modernas que posee un juego de luces en su parte trasera y que nosotros accionamos desde un mando en el manillar con aspecto de timbre. Dependiendo de lo que pulsemos encenderá las luces informando con simbología internacional de nuestra intención, stop, girar a la derecha, izquierda, etc.