domingo, 4 de agosto de 2013

¡Ojo con el pedal plegable!. Primer arañazo en la pintura.

Como había dicho en los post anteriores, no terminaba de desplegar y plegar con toda la destreza que me gustaría. Además es muy importante seguir los pasos exactos, si adelantas uno de ellos, puede que haya algún problema.

Este es el caso, puesto que en una de las operaciones de plegado, procedí a plegar el pedal (el que se pliega) antes de lo que le correspondía, es decir, al final. Al adelantar ese paso, cuando llegas al punto de tener la bici en posición de semi-plegado, el pedal araña la vaina. Hay que tener mucho cuidado, porque es facilísimo arañarla si se encuentra ya plegado el pedal y la bici esta semi-plegada. Primera herida, y no precisamente en combate.


A grandes problemas, grandes soluciones. Así que tras ojear algo en los foros, recomendaban como solución económica y de emergencia un esmalte (pintauñas) o pintura de aeromodelismo. Como no tenía tienda de aeromodelismo cerca opté por el esmalte (pintauñas). El encontrar el tono es fácil, puesto que existe gran variedad, y el naranja "butano" es un color muy común. Tras encontrar el suyo, apliqué un toque con el pincel y problema solventado. No obstante, buscaré el bote de pintura de aeromodelismo, ya que el esmalte, cubre el roce, pero no todo lo tupido que me gustaría. Pienso que la pintura de aeromodelismo dejará mucho mejor el raspón.