lunes, 3 de marzo de 2014

Prueba de cámara de acción Rollei Youngstar en salida 56 km

Andaba dándole vueltas para comprar una cámara de acción que no conllevara un desembolso grande. Había mirado por internet y todo el mundo coincidía que estaban las GoPro y luego el resto. Por el uso que pretendía darle estaba claro que no iba a amortizar una GoPro y tras buscar, encontré muy buenos comentarios de una cámara alemana de la marca Rollei, en concreto el modelo Youngstar. Es una cámara de acción muy sencilla y básica con funciones de foto y grabación, con tarjeta de memoria microSD hasta 32Gb, 5 Megapixel, grabación en Hd a 720, angulo de 135º  y con 30 frames/segundo. Lo justito para hacer algún video de mis salidas. Además viene con carcasa de plástico y soporte para colocar en el casco. Pero lo mejor de todo, el precio, ya que no llega a los 60 euros. 




Tras buscar una tienda online, localicé una en Alemania comprando la cámara y los puños Ergon GP2-S el día 23 de febrero y el 27 de febrero ya tenía el pedido en el trabajo por DHL. Por supuesto llegó a casa en el interior de la T-Bag de la Brompton.





Lo primero que llama la atención nada más abrir la caja es lo pequeña que es la cámara en sí. Es muy pequeña. Viene con su libro de instrucciones en español y mil idiomas más, un cable de mini USB para cargar la batería y descargar las grabaciones en el PC, una base para el casco, cuatro pegatinas para pegar la basa al casco y una carcasa de plástico para introducir la cámara que además es sumergible hasta 10 metros bajo el agua.




La cámara es muy sencilla de manejar. Tiene un botón de encendido en la parte superior izquierda y un botón de acción o play en la parte superior derecha. En el lateral izquierdo de la cámara una regleta nos permite selección el modo foto o grabación. En la parte inferior tiene la entrada de la tarjeta MicroSD y la entrada de mini USB. La carcasa de plástico tiene buen aspecto y cierra herméticamente. El accionamiento de los botones con la carcasa instalada es fácil y sin problemas.






La instalación de la base en el casco con las pegatinas es rápida, pero no me terminaba de convencer ese único sistema de sujeción y le he añadido dos bridas con lo que queda firmemente fijada y ahora ni un tornado me la arranca del casco. Con las prisas por probarla ayer le tuve que poner unas bridas blancas, que por supuesto sustituiré por unas negras que no se notarán nada.





Casco puesto, cámara lista y a rodar. Hice una ruta corta y me fuí a Costacabana. La salida me serviría paraa probar los nuevos puños Ergon GP2-S y la cámara.

Los puños son un invento. Si bien al principio me encontraba raro, ya que el agarre cambia sustancialmente, en pocos kilómetros la mano se adapta a su nueva posición de forma natural. Los pequeños cuernos son perfectos para el agarre lateral con la palma descansando sobre la aleta del puño. El tamaño S es el correcto para mi mano, agarro perfectamente y tengo mucho espacio en la mano. Antes mis pulgares no podían apoyar en el puño y debía situarlos fuera, ahora entran perfectamente.

La cámara va estupendamente pero de los errores se aprende. El primer error fue que le puse una tarjeta MicroSD de 4Gb y con sistema de grabación HD de 720 te aguanta 25 minutos de grabación ya que los archivos pesan mucho. Si quieres grabar mas de una hora habría que poner una tarjeta de al menos 16Gb. El segundo error es colocar el ángulo de grabación de la cámara. Yo coloqué la carcasa con un angulo que ha resultado insuficiente, grabando demasiado "suelo". Hay que colocar un angulo algo mas elevado para compensar los momentos de pedaleo en que inconscientemente bajamos la cabeza.

Por lo demás, la cámara cumple con las expectativas. Es muy fácil de usar, fácil de descargar los archivos y fácil de cargar la bateria. Es apretar y grabar. El ángulo de 135º es suficiente y la sensación de acción de la grabación es más que correcta. Ahora quedar aprender a hacer buenos videos. De momento he aprovechado algo de la salida y con una buena canción ha salido el primer video.


Al final han salido 56.38 kilómetros en 2 horas y 19 minutos a una velocidad media de 24.2 km/h.