sábado, 1 de marzo de 2014

Instalando unos puños Ergon GP2-S para mi Brompton

He hecho bastantes salidas largas como para poder ir probando los elementos básicos de mi Brompton e ir cambiando algunos por otros a mi gusto y comodidad. Aunque no pretendo cambiar la esencia de la bici, si he querido cambiar esos elementos personales y que ofrecen un mayor confort de marcha como son el sillín y los puños.

En un primer momento cambié el sillín original por un Selle SMP Trk que tenía de mi anterior plegable y que funcionaba estupendamente. Pero a partir de las 3-4 horas de marcha, al ser un sillón con mucho acolchado, pasado ese tiempo comenzaba a dar molestias. Tras buscar un sillín para largas horas subido en la Brompton me decidí por el Brooks B17 Imperial. Han pasado casi 1000 kilómetros desde que lo instalé y acerté de pleno. He hecho varias salidas de 5 horas y supuestamente sin estar "break" y el sillín se ha comportado como esperaba.

El otro punto eran los puños, ya que mi Brompton traía de serie unos sencillos puños de foam negro que me resultaban cómodos y que aproveché colocando en los extremos unos acoples ergonómicos. La posición sobre los puños ergonómicos ha sido perfecta, pero la posición neutral sobre el puño de foam, cuando llevaba varias horas me resultaba algo molesta, no encontrando una colocación cómoda. Tras buscar e informarme me he decidido por los Ergon GP2. Estos puños los había visto instalados en muchas Brompton, pero no me terminaban de convencer ya que había que cortar algunos centímetros para poder ajustarlos al manillar tipo M como el mío. Pero a partir de los modelos del 2013, con las nuevas manetas de freno, este problema desaparecía.

Los puños Ergon los conocía de sobra al haberlos usado en la Dahon Speed Tr, en concreto era el modelo GC2. Eran unos puños comodísimos y con unos pequeños acoples curvos que tenían el tamaño exacto. Había aspectos que no me convencían como el material de los acoples que se arañaba con mucha facilidad y la goma final del puño en contacto con el acople que se deterioraba rápidamente. Pues bien, parece que esos problemas no solo los había detectado yo, ya que en el modelo Ergon GP2 del 2014, idéntico al GC2 en el diseño,  los habían subsanado. En nuevo GP2 viene con las mejoras de goma en los acoples y mejor rematada la goma del final del puño.


Tras tener claro el modelo me quedaba elegir si Small o Large y tras consultar el blog de Ergo me decidí por los Small, ya que ambos tienen la misma medida y superficie de apoyo, variando únicamente el grosor del puño. Personalmente me gusta más el agarre algo mas delgado.



Tras comprarlos por internet, a los pocos dias ya los tengo en casa y me dispongo a colocarlos.

  


Al compararlos sobre los acoples ergonómicos y los puños que llevo instalados se aprecia que deberé desplazar unos dos centímetros la maneta de freno. No obstante, los Ergon traen una pequeña tira de cartón con la medida exacta para su instalación.



Tras quitar el puño original, que por cierto no quise conservarlo ya que estaba bastante "sobado" por el uso, y medir con la tira de cartón para la instalación, tuve que mover unos dos centímetros las manetas de freno y por consiguiente los mandos de cambio.




Una vez aflojados todos los elementos (manetas de freno y mandos de cambio) y movidos unos 2 centímetros hacia el interior del manillar, apliqué un poco de alcohol al interior del puño Ergon para que pudiese entrar con facilidad. Previamente tuve que quitar el sobrante del pegamento del anterior puño de foam con la ayuda de una pequeña espátula.


Tras colocar ambos puños y todavía sin apretar ni las manetas ni los frenos, hay que colocar los acoples en los extremos. Esto da un poquito de dolor de cabeza pues cuando están completamente introducidos los puños no terminan de hacer el "clack" necesario. El truco es sacar un poco y colocar el acople, apretar muy poco éste para que no se salga y volver a colocar el puño en su sitio. Finalmente, subirse, colocar ambos a la misma posición y apretar. Las instrucciones hablan de llave dinamométrica, pero apretando con cuidado y no pasándose quedan perfectos y sin necesidad de realizar ningún corte al puño.







El resultado final es muy bueno. Los puños hay que reconocer que tienen un aspecto formidable y los materiales aparentan goma de calidad. Los acoples nuevos van recubierton de kratón y el cambio con respecto a los anteriores es abismal. La prueba final del plegado es perfecta, no afecta para nada el plegado y queda una distancia aceptable con respecto al suelo. Ya solo queda la prueba en carretera que espero hacerla en breve.