martes, 18 de marzo de 2014

Mantenimiento transmisión Brompton.

Aunque faltan unos escasos 100 kilómetros para llegar a la cifra de los 2000 kilómetros, debido al uso intensivo que le he dado, veía necesario hacer algo de mantenimiento, sobre todo en la transmisión. Brompton es una bicicleta con una transmisión sencilla, dura y muy fiable, pero no obstante conviene realizar un pequeño mantenimiento que hará que funcione de forma mas fina y efectiva. Durante este tiempo no he notado ningún tipo de error en la misma, ni en el buje BWR que no se ha desregulado, ni en el descarrilador de 2 velocidades.

Lo primero para poder trabajar cómodo es colocarla en algún sitio donde podamos tenerla algo elevada y con acceso cómodo. Creo que la mejor forma es con bici extendida, bien al derecho, como está en la foto, o con las ruedas hacia arriba. En mi caso tengo el banco de trabajo Crevit de Lild que para este tipo de operaciones de mantenimiento viene estupendo.


Desmontar la cadena.

En primer lugar y antes de quitar la cadena para poder limpiarla a conciencia es comprobar su desgaste por medio del medidor. Recordar que se introducía la parte con las muescas para encajar entre los eslabones, mientras que la parte alargada se intenta introducir entre el hueco del eslabón. Al introducir la parte que indica 0.75 no debe entrar nada más que la punta. Si entrara completamente, estaríamos ante una cadena al 75% de su vida. En mi caso se encuentra en muy buenas condiciones.


La cadena que traen las actuales Brompton llevan el sistema de cierre rápido powerslink de Sram. Teóricamente se desenganchan con las manos, pero no es tan fácil como lo pintan y para evitar enfandos y maldecir de forma gratuita, recomiendo comprar unos alicates para cadena que no son muy caros y que hacen que la operación sea rápida y sencilla.



Es muy sencillo de usar. Hay que encajar el brazo de la parte central y el del lado izquierdo que tiene bajo él la inscripción (remove) y apretar. Rápidamente el eslabón cede y sale sin quebraderos de cabeza.



Una vez quitada, corresponde la limpieza a conciencia. Como yo uso Squirt lube la suciedad se quita perfectamente con toallitas húmedas de bebé, dejándola como el primer día.


En mi caso particular, he aprovechado para quitarle los eslabones que sobraban, ya que en su día mi Brompton era con plato estandar (50 dientes) y la cadena es de 100 eslabones, correspondiéndole 98 eslabones. Aunque ha funcionado correctamente hasta la fecha, ahora era un buen momento ya que tenía la cadena desmontada.

Desmontar la cadeneta del BWR

Ahora hay que proceder a liberar la cadeneta del cambio BWR. Lo primero es colocar el mando derecho del manillar en la velocidad 3 o máxima velocidad para que la cadena quede sin tensión y empezar a liberar aflojando la tuerca pequeña que une el cable y la cadeneta que entra en el buje.


Una vez aflojada la tuerca pequeña, nos permitirá aflojar la siguiente parte que es la que se encuentra justo encima, también roscada y mas larga hasta que libere completamente la cadeneta.


Una vez liberado el cable y suelta la cadeneta, procederemos a aflojar la cadeneta hasta extraerla completamente.



Una vez extraída la limpiamos bien y la dejamos junto a la cadena para su posterior montaje.


Desmontar el tensor y roldanas

Con una llave fija del 15 aflojamos la tuerca por donde hemos sacado la cadeneta. Esta tuerca presenta unos orificios que hacen que entre mucha suciedad y hay que limpiarla introduciendo un trapito o un bastoncillo de oídos. Una vez limpia la colocamos junto a la cadena y cadeneta. No olvidar que lleva una arandela.



Ahora hay que quitar la pieza de plástico negro que hace de tensionador para la cadena y que tiene las dos roldanas. Esta parte está muy expuesta a la suciedad y las roldanas acumulan gran cantidad de mugre.




Para desmontar las roldanas hay que quitar la tapa de plástico que le cubre y que tiene un pequeño rebaje y luego aflojar el tornillo allen que lleva en su interior hasta extraerlo completamente. Al extraer el tornillo saldrá la roldana de plástico, un cilindro de metal y una arandela. Limpiamos bien todo. La roldana plástica con agua, jabón y cepillo y las metálicas con papel y aplicamos grasa de teflón o litio al exterior del cilindro de metal. Con todo limpio y seco volvemos a montar las roldanas al tensionador y dejamos el conjunto en un lado hasta que limpiemos los piñones.






Limpieza de los piñones

En mi caso no hace falta extraer la rueda para poder limpiar los piñones ya que no tenían mucha suciedad. En un próximo post desmontaré completamente la rueda trasera, pero lo más complicado ya estaría hecho. Los piñones los limpio con toallitas de bebé y con una tira fina de trapo que introduzco en el espacio que queda entre ambos piñones y hago fuerza de un lado a otro. Este es otro buen momento para comprobar que el descarrilador no tiene suciedad, limpiarlo y echarle unas gotas de aceite en la parte que le une al cuadro y que permite que pivote sobre si mismo.



Una vez limpio todo, toca volver a montarlo. Básicamente es deshacer el camino andado hasta el momento. Colocamos el tensionador de la cadena. No tiene pérdida, solo tiene una posición y encaja perfectamente.



Colocamos seguidamente, la arandela y la tuerca. La apretamos hasta que notemos que esta bien fijada y que la ventana u orificio para comprobar la regulación nos quede en un punto que podamos visualizarla.



Ahora, antes de enroscar la cadeneta, es buen momento para aplicar unas gotas de aceite a la misma y algo de grasa en la punta que va roscada al interior del buje BWR.



Seguidamente le toca el turno a la cadena. La guiamos a través de la roldana que tiene la pata mas corta  y la unimos con los powerslink para luego colocarla sobre el plato.



Una vez colocada la cadena, es el momento de bajar el brazo mas largo y acomodar la cadena en su roldana.


Regular el buje BWR

Finalmente, queda unir la cadeneta nuevamente al cable. Lo primero, es unir la parte roscada mas alargada. Hay que recordar que estamos en la velocidad 3ª y que tenemos que dejar la cadeneta algo suelta. También debemos comprobar que la cadeneta no queda retorcida, para ello si es necesario habrá que aflojar levemente hasta que este en una posición natural y no retorcida.

Ahora, que ya tenemos unida la cadeneta al cable, apretamos el pulsador del mando derecho a velocidad 2ª, comprobando como la cadeneta se tensa. En este momento es cuando deberemos mirar por el orificio de la tuerca que alberga la cadeneta y ver que asoma 1-2mm la parte lisa de la cadeneta y que el primer eslabón de la misma queda del centro hacia a la derecha. Para que consigamos que esto ocurra habrá que apretar o aflojar la parte roscada alargada que une el cable y la cadeneta y veremos como se introduce o sale mas la parte lisa a través de la ventanilla u orificio de la tuerca. Una vez lo hemos dejado como hemos dicho, es cuando procedemos a apretar la tuerca pequeña hasta que quede totalmente apretada. Ya tenemos regulado el cambio.





Ya hemos terminado. Ha sido una operación muy fácil y entretenida y ha dejado la transmisión como el día que salio de la casa. Ya está lista para seguir haciendo kilómetros con total eficacia. Dependerá del clima y de lo que la hayamos expuesto a agua, barro o polvo, o el lubricante usado, pero cada 2000 kilómetros es un buen mantenimiento.