miércoles, 20 de noviembre de 2013

Guardabarros plegables (folded fender or mudguards)

Hoy está lloviendo a mares en Almería y es un buen día para hablar de los guardabarros. Cuando he salido de trabajar estaban cayendo chuzos de punta y cuando he llegado a casa y me ha sido permitida la entrada por mi "dómina", es cuando me he dado cuenta hasta que punto son útiles.

La verdad que yo no he sido nunca muy partidario de usar estos artilugios, es más, me restaban ese aire racing a las bicicletas que siempre me ha gustado y hacía ruidos. Lo cierto es que con el paso de los años uno va dándose cuenta de la utilidad real de las cosas, y esto de los guardabarros es uno de esos elementos que ahora si valoras realmente. 

Desde que empecé con las bicicletas plegables ha sido cuando más me he dado cuenta de la utilidad, ya que el pequeño diámetro de las ruedas hace que el eje de gravedad sea más bajo y por tanto, toda la suciedad y demás porquería salga disparada hacia arriba encontrando antes las zonas a ensuciar. Lo que ocurría siempre, es que estos elementos deben estar muy bien fijados, ya que sino lo están, llevaremos constantes ruiditos a todas partes.

Mi Brompton, que un primer momento tuve serias dudas sobre si cogerla con guardabarros o no, y que al final opté por la versión "L" con guardabarros, ha sido todo un acierto. Siempre llevo la bici limpia, cuando llueve no me pongo demasiado perdido y sobre todo no suenan.

Pero como hay mucha gente que estos no le parecen motivos suficientes y quieren seguir con una imagen racing, tenemos varias opciones, muy rápidas y sencillas para poner guardabarros plegable o portables y no ponernos perdidos en días lluviosos como hoy.

Una primera opción es la que ofrecen los chicos de Full Windsor con sus dos modelos fabricados en plástico prolipropileno  y que son de quita y pon. Rápida, ligera y colorida.
La primera opción es el QuickFix que no necesita ningún tipo de elemento, simplemente plegar, adaptar y ajustar.





El segundo modelo, es el FoldnFix, que siendo similar al anterior, éste necesita de unas bridas para poder dejarlo ajustado.




Otra empresa, pero ésta del país de los muebles Ikea, de Suecia, Ass Savers, ofrece un producto de similares características y si cabe de más fácil y rápida instalación, de nombre "smartass", lo que vendría a ser "culos listillos". Ofrecen en muchos colores, diseños y hasta un modelo específico para sillines Brooks.





El jóven diseñador Jurij Lozič con su empresa Musguard ha creado un ingenioso guardabarros enrollable que ofrece la misma versatilidad y rapidez que los anteriores, pero que además al ser retirado queda cómodamente enrollado en el cuadro.






La última opción la presenta la marca holandesa Wit Industries con su Fendor-Bendor 3, que en la misma linea de rapidez y portabilidad, ofrece quizás una instalación más firme sin necesidad de ningún elemento externo.