domingo, 6 de octubre de 2013

Evitar que el portabidón Beto arañe la pintura

En el anterior post mostré un portabidón portable muy económico y que era muy sencillo y fácil de instalar y desinstalar, además de ser bastante versátil a la hora de poder buscarle una ubicación en la bicicleta. 

Después de haberlo probado en diferentes sitios, el más cómodo, por facilidad a la hora de coger el bidón y volver a ponerlo en la jaula del mismo, es en la ubicación del poste del manillar de la Brompton. Pero hay un pequeño problema, y es que esa parte de la Brompton está pintada. Aunque el sistema de cierre del portabidón es totalmente de plástico, por lo que a priori no debería arañar la pintura, el perno de metal que da la tensión con el apriete de la palomilla, cuando cierra, sobresale presionando sobre el metal, con lo que inevitablemente terminaría arañando la pintura.

Posición más cómoda para el uso del bidón
Mordaza de plástico y perno de metal antes de ser apretado
Mordaza con el perno en la posición final cuando está apretado
Para evitarlo, un pequeño truco. Simplemente, cortar una tira de una cámara vieja que tengamos de unos 7cm de longitud y unos 3cm de ancho, para que asiente en el interior de la mordaza de plástico y así evitar la posible rozadura del perno de metal.

Tiras de cortadas de una cámara vieja