jueves, 24 de octubre de 2013

Clip para pantalones "Trousers straps"

Las pinzas o clips de toda la vida para sujetar los pantalones de los ciclistas urbanos y evitar que se mancharan de grasa o se introdujeran en la transmisión, aunque han evolucionado algo, siguen siendo el sistema más económico y sencillo para poder llevar pantalones sobre la bici sin problemas.

Existe una gran variedad de este tipo de clips para pantalones, y que nos permitirán usar unos u otros, bien por estética, utilidad o necesidad.

* Clips para ciclistas clásicos  

Para los que vayan al trabajo con pantalones elegantes, bien de traje o que quieran marca algo de estilo clásico, tenemos los straps de cuero como los de la marca Brooks y similares. Cómodos, rápidos de poner y quitar, ocupan poco y los tenemos en muchos colores.





  

*  Clips para ciclistas elegantes

Hay ciclistas que tiene muchismo estilo, antes de montar en bici y cuando montan, y por supuesto, hasta este pequeño aderezo debe ir en consonancia con su estilo. Para ellos hay clips que marcarán esa elegancia innata.



*  Clips para ciclistas seguros

Para todos aquellos ciclistas que quieres utilidad, funcionalidad y un ápice de seguridad tenemos los clips que llevan bandas y colores reflectantes.





* Clips para ciclistas deportivos

También tenemos los clips para los mas rápidos, los que buscan la mayor sujeción y rapidez de movimientos, los que siempre van a toda velocidad, fabricados en lycra, neopreno y cerrados con velcro.




* Clips para los ciclistas nostálgicos

Para los ciclistas aferrados al pasado y que consideran que los buenos clips son los de metal, como los que usaban sus abuelos, tenemos la opción vintage.





* Clips para ciclistas recicladores

Finalmente tenemos la opción de reciclar ese tipo de cosas que anda por casa y que pueden servir perfectamente para sujetar los pantalones. Desde una pinza de los documentos, una simple goma, un pequeño cinturón de tela viejo o unas cámaras viejas podrán ser unos útiles clips para nuestros pantalones.






Pero al final, si no encontramos un sistema que nos termine de convencer o se nos han olvidado en casa, siempre nos quedará el clásico sistema de introducir el pantalón dentro del calcetín.

video