miércoles, 2 de abril de 2014

Salida Roquetas de Mar-Parque Natural Cabo de Gata (81 km)

Ayer dio un poco de tregua el tiempo y aunque amaneció nublado y no tenía previsto lucir el sol en todo el día, no se pronosticaba lluvia. Tenía muchas ganas de hacer alguna ruta larga pero como no disponía de todo el día porque entraba a trabajar por la tarde opté por una salida media a la entrada del Parque Natural de Cabo de Gata.

La Brompton, si habláramos en término de frutas, podríamos decir que está madura y en su punto. Ahora mismo ha pasado la barrera de los 2000 kilómetros y todos sus elementos están en su plenitud. Los elementos que más desgaste sufren, como son cubiertas, zapatas de freno, camisas o fundas de cables y cadena, se encuentra razonablemente bien, podrían aguantar en principio otros 2000 kilómetros.

Aunque en Almería no suele hacer frio, si lo comparamos con Castilla por ejemplo, en pleno invierno si llevo un culotte de invierno. En las fechas en las que estamos, es muy difícil bajar de los 15Cº por la mañana y fácilmente alcanzar los 23ºC a media mañana por lo que ya he pasado al culotte corsario.

La cámara de acción Rollei la había puesto a cargar y quería grabar un video de la salida. Lo que me di cuenta en el anterior era que si siempre realizaba la grabación desde la posición del casco resultaba excesivamente monocorde, por lo que decidí que iba a dar mas libertad de planos para luego ver que tal quedaba. La cámara de acción va muy bien, es muy rápida de manejar, no pesa nada y los botones son rápidos y efectivos. Ahora tengo que buscar un pequeño trípode que haga su función y que sea lo suficientemente pequeño para portarlo en salidas cortas como la de ayer.

Ahora que ha entrado la primavera resulta un placer rodar por las carreteras del Parque Natural de Cabo de Gata, además, los días laborales no circulan a penas coches con lo que el placer, si cabe, es aun mayor.


Son muchos los grupos de ciclistas con los que me cruzé y en casi todos desperté la curiosidad y alguna sonrisa furtiva que correspondí con un "buenos días" y un saludo.

El ritmo está cogido y mis piernas ya están hechas a la pequeñaja. Se nota que los kilómetros van haciendo su trabajo y muscularmente me encuentro mejor cada día. Las primeras rutas largas con la Brompton me causaban mucha fatiga muscular por la constante cadencia de pedaleo.

Una cosa que fui notando durante todo el trayecto es lo increíblemente cómodo en que se ha convertido el Brooks B17 Imperial, incluso con un culotte viejo y gastado como el que llevé ayer. Ha resultado casi más cómodo que con los que llevan la badana mucho más mullida. En muchos foros y relatos de cicloturistas había leído que ellos usaban su sillín Brooks sin culotte, simplemente con la ropa interior. Es ahora, cuando comprendo como podía hacer esa hazaña de ir sin badana sobre un sillín de cuero.


Llegué al Aula de la Naturaleza de Cabo de Gata y desde allí pude ver a unos escasos cinco kilómetros el Cabo, pero aunque tenía muchas ganas de pedalear, había que volver porque tocaba cumplir con las obligaciones laborales. Me despedí de de las "pitas" y puse rumbo de vuelta pensando en la próxima salida.



Al final han sido 81 kilómetros en 3 horas y 39 minutos a una velocidad media 22.3 km/h.