jueves, 2 de mayo de 2013

Nueva subida al Parque Eólico en Tern Link P9

Ayer día del trabajador tocaba seguir haciendo pedales y mi amigo Loren me dijo subir por la tarde después de comer a los molinos del Parque Eólico de Felix. Quedamos a las 16.15 horas y con la comida todavía en la boca nos pusimos de corto y para arriba.

Antes de salir le dije a Loren que se llevase algún tipo de cortavientos para la bajada, que arriba hace frio. Me hizo caso pero muy justito, se llevo un chalequito minúsculo. Como yo había pasado mucho frio la última vez me lleve un cortavientos con mangas.

Empezamos a subir y en la primera rampa buena de la Envia, Loren marca su ritmo y empiezo a verle como va metiendo metros de por medio. Como pasada la Envia el camino comienza a serpentear con curvas ya no le veo. Mal asunto, daba por sentado que Loren subiría como un avión pero no verle en todo el camino no me daba buena espina. 

Cuando empiezan las rampas duras noto las piernas pesadas, no estaban tan ligeras como el otro día, pero sigo subiendo. 

A estas horas no hay casi ciclistas, apenas veo algunos cuando llego a la fuente del Marchal. Ya veo los molinos al fondo, las últimas rampas se me hacen largas, no voy suelto y pienso que voy mucho peor que el otro día. En lo alto veo a Loren con su chalequito y por la postura que tiene debe llevar un buen rato y está pajarito.

Por fín llego, Loren me echa una foto. Miro el cronómetro y sorpresa, el mismo tiempo que el domingo, 1 hora y 45 minutos en llegar arriba. La verdad es que las sensaciones eran mucho peores que el otro día y pensaba en que sería mas tiempo. Le pregunto a Loren y dice que lo ha hecho en 1 hora y 25 minutos, le digo que es un tiempazo, lleva muy poco montando en bici y ahora es cuando está empezando a notar los resultados.

La machine de Loren en 1 hora y 25 minutos

La pequeñaja en 1 hora y 45 minutos
Me pongo el cortavientos y se agradece, son ya casi las 18.00 y arriba hace frio. Empezamos a bajar y hoy sobrepaso los 62 km/h, la bici responde perfecamente.

Llegamos a casa, Loren muerto de frio, el chalequito quita lo justo, nos han salido 44.8 kilómetros en 2 horas y 26 minutos a una velocidad media 18.3 km/h.