miércoles, 22 de mayo de 2013

Salida Roquetas-El Ejido 56 kilómetros

Ayer estuvo todo el santo día lloviendo y me tuve que conformar con hacer spinning en la terraza. Hoy lucía el sol y no hacía viento, hacía un día perfecto para darse una vuelta con la pequeñaja.

Después de ayudar a recoger la casa y de que el pequeño se fuese al colegio, me enfunde en el maillot y el culotte corto y salí con prisas. Cuando no llevaba nada más que 6 kilómetros recorridos, me volví porque el día era engañoso, había nevado en la Sierra de Gador, y el viento era gélido.

Me puse la camiseta térmica y una badana para el cuello y nuevamente en la carretera. Resulta muy especial disfrutar de las vistas simultaneas de un mar azul radiante y unas montañas nevadas, somos unos privilegiados. El día me invitaba a dar pedales y eso hice, simplemente, disfrutar dando pedales.

Al fondo el pico de Nuevo Mundo nevado

Aunque el día es estupendo, debo de ir con mil ojos porque es día laborable y horario de máxima afluencia a los polígonos. La carretera tiene un buen arcén, pero éste se encuentra muy descuidado y muy sucio, no obstante, puedo mantener un buen ritmo.


Llego a El Ejido y doy la vuelta en la rotonda con las piernas bastante sueltas. El regreso pica hacia arriba y decido apretar los desarrollos. En la recta antes del cruce a la Mojonera puedo mantener durante un buen tramo los 38 km/h en velocidad 8ª.


Llego a casa rápido y con ganas de hacer más, pero hay que hacer más cosas. Buenas sensaciones, la Tern como un reloj suizo y al final han salido 56 kilómetros en 2 horas y 4 minutos a una velocidad media de 27 km/h.