viernes, 31 de mayo de 2013

Salida 70 km. Roquetas-Balanegra

Hacía una semana que no cogía la Tern y solo había estado haciendo kilómetros en la bici de spinning, así que tenía muchas ganas de poder rodar de verdad. Hoy hacía un día estupendo en Almería y con ligero viento de poniente, así pues la ruta sería hacia Adra.

Tras ayudar en casa me dispuse a preparar los trastos para la salida. Tenía ganas de salir pero llevaba muchos días sin rodar de verdad y seguro que las piernas se resentirían, por lo que me planteé no llegar hasta Adra, iría a Balanegra, y me saldría 70 kilómetros. 

Perfil Roquetas-Balanegra (70km ida y vuelta)
 Dicho y hecho, preparé mochila de hidratación, que hacía calor y uniformidad de verano con abundante crema solar.

Las sensaciones al comenzar a rodar eran extrañas, tenía las piernas cargadas, y es que el spinning te sobrecarga mucho muscularmente, pero poco a poco fui calentando motores y todo empezó a ir por buen camino.


Por la vía de servicio hacia El Ejido los aromas a estiercol me recuerdan que estoy entre invernaderos y me devuelven de vez en cuando a la realidad.





Pasado el casco urbano de El Ejido continúo por la vía de servicio pasando los toboganes de Balerma y voy dejando atrás la Sierra de Gádor y comienza a asomar la Sierra de Adra.



Llego al desvío y veo el cartel de Balerma, es una buena bajada hasta la rotonda y vuelta. Tengo Adra a tiro de piedra, pero comienza a soplar algo más de viento y lo llevo en contra, no es cuestión de machacarse hoy.


La vuelta es un puro disfrute, llevo el viento a favor y como he sido conservador y voy bien de fuerzas puedo ir apretando todo el camino. Al final han salido 70 kilómetros en 2 horas y 42 minutos a una velocidad media de 25.7 km/h.