domingo, 31 de marzo de 2013

¿Qué es el "foldingbikepacking"?

La palabra inglesa "bikepacking" significaría de una forma rápida, "ciclista mochilero". Si se busca más sobre el significado descubriremos que es una forma de viajar en bicicleta autosuficiente por una o pocas noches, ahorrando en peso e intentando suprimir toda carga innecesaria. Los americanos la asocian directamente al off road, es decir, fuera de las carreteras y con uso exclusivo por caminos y sendas.


A mí, personalmente, es una idea que siempre me ha gustado, ya que he sido un entusiasta del cicloturismo y las alforjas. Siempre me ha gustado connjugar lo mejor de ambos conceptos y poder aprovechar ambas ideas en una sola, y si además la puedo aplicar a mi pasión por las ruedas pequeñas, podemos obtener una de las formas más rápidas, cómodas y sencillas de poder practica cicloturismo con nuestras bicicletas plegables.

El cicloturismo con alforjas nos exigirá una serie de material que en la mayoría de los casos obligará a modificaciones estructurales en nuestras plegables, ya que el propio tamaño de ruedas y el estandar en alforjas nos impedirá montarlas si no es con algún tipo de portabultos sobreelevado. Si aun así, hemos conseguido tener adapatada nuestra plegable para ese tipo de cicloturismo, estaremos hablando de llevar nuestra plegable muy cargada, con las incomodidades que ello conlleva, puesto que nuestros desarrollos, generalmente, suelen tener menos rango que las bicicletas adaptadas para cicloturismo. 

Es por este motivo, por lo que me gusta la idea del "bikepacking" adaptado a las bicicletas plegables, ya que nuestras pequeñas tienen la ventaja de poder hacer altos, transbordos con otros medios de transportes y paradas en sitios donde las bicicletas de ruedas grandes completamente cargadas no pueden, ahorrando en cachibaches y peso, simplemente optimizando los sistemas de carga y reduciendo su contenido a lo esencial. A esta forma de practicar cicloturismo tipo "bikepacking" con bicicletas plegables, la denominaría "foldingbikepacking", que al español vendría a ser "plegatero mochilero".

Para empezar a darle forma a mi concepto, deberemos comenzar con la idea de optimizar al máximo los sistemas de carga a lo que tenemos. Me refiero, que en la mayoría de las bicicletas plegables tenemos portabultos para ruedas pequeñas, de muchos tipos y calidades, como el Biologic que analizé en un post y que mejoré poniendo una buena luz trasera por poco dinero.


Para poder llevar carga en este tipo de portabultos existen en el mercado unas bolsas conocidas como "rack bag pannier" del estilo de la Topeak MTX TrunkBag DXP, que permiten sobrepasar los 20 litros de capacidad expandiendo los laterales que se convierten en dos pequeñas alforjas y sobrelevando la tapa superior.

Topeak MTX TrunkBag DXP

Buscando por la internet encontré una bolsa de estas características realizada en un material similar a la cordura, bastante bien rematada, que se fija al transportín por medio de velcros y con unas posibilidades tremendas a  la hora de cargar, y sobre todo muy económica.


Además de traer los laterales extensibles, tiene un asa de velcro en la parte superior, malla en el exterior con sistema de cierre para pequeños objetos y otra malla interior muy útil para pequeños botes y utensilios. También trae una funda para la lluvia de color amarillo que otras bolsas de este tipo la ofrecen como opción.








Pero la mejor forma de ver si una bolsa de estas características cumple con lo esperado, es cargando con el equipaje necesario para pasar unos cuantos días fuera de casa.

Material que voy a cargar
En la lista incluyo: 2 maillot cortos, dos cullottes cortos, un maillot largo, un forro polar con cortaviento, una camiseta larga térmica, unos pantalones desmontables, un buf, una muda, tres pares de calcetines, un botiquín (gasas, venda, tijeras, esparadrapo, betadine, alcohol, paracetamol, ibuprofeno, crema antiestamínica), pasta de dientes, cepillo dientes, bote con gel-champú, crema solar, cargador de teléfono móvil, linterna frontal.


Todo lo de la lista ha entrado y queda la mitad de carga en el comparimento central, por lo que pruebo a meter una chaqueta gruesa de Softel.



Entra perfectamente, lo que me da margen a poder prescindir de ella si es verano y poder meter hasta el saco de dormir en su interior, uno de esos compactos tipo Ultralight de 600 gramos.
Ahora quedaba ver la bosa en el transportín y sobre la bicicleta.











De momento las expectativas de la bolsa de portabultos están cumplidas, la capacidad de carga es la necesaria para mi "foldingbikepacking". Ahora solo queda probarla en la carretera para poder comprobar la resistencia del material, los sistema de sujeción y la estabilidad de la misma y quedará perfectamente testada. Únicamente quedaría añadir algún tipo de bolsa de manillar para llevar la cartera, el teléfono móvil, comida y cacharrillos sueltos, que no sería necesaria si lleváramos maillot con bolsillos o riñonera.

Ya está lista para comenzar a rodar cargada con todos los utensilios, ahora solo queda empezar a pedalear en cuanto el tiempo lo permita y poner en práctica el "foldingbikepacking".