Páginas vistas en total

domingo, 17 de marzo de 2013

Análisis gafas Crivit (Lidl)

Me he comprado bastantes cosas de la linea de supermercados alemanes Lidl, y casi todo lo que les he comprado me ha ido fantástico. Incluso hace un año compré una batidora de esas tipo americanas que al poco se estropeó y me la descambiaron sin pestañear, por una nueva después de haberla usado varios meses. Lo que digo es que son productos 100% europeos y con sus garantías y estándares de calidad, y lo mismo en muchos productos de ciclismo.

Pues eso, que el mes pasado hubo una promoción de artículos de montaña y tenían unas gafas en su catálogo de ofertas por el precio de 7.95 euros. Por ese precio, ahora mismo en el mercado no encuentras nada, ni en Decathlon, pero como decía al principio, mis experiencias con sus productos han sido buenas, así que me decidí y las compré.

Cuando las abrí, lo primero que me llamó la atención fue la calidad de todos los materiales, tanto de las propias gafas y cristales, como de la funda donde guardarlas. Todo el conjunto transmitía buena calidad.
Existían tres opciones de color para la montura, negro, aluminio y titanio. Yo escogí el color titanio.


 


Gafas, lentes, estuche, patillas y funda
Cuando me las puse sentí que encajaban perfectamente en el rostro y por supuesto que no pesan absolutamente nada. Tiene la opción de intercambio de cristales con diferente tintada y protección solar, naranja, negro y azul, de menos protección a mayor. Las he probado con los tres cristales y cumplen correctamente. El cristal naranja es perfecto para los días nublados, con un color muy agradable y evitando la claridad. El cristal negro es que el que llevo habitualmente, es perfecto para los días de sol. El cristal azul oscurece en exceso, y me imagino que como eran gafas pensadas para deportes de montaña será para esos días de montañismo y luminosidad brutal, pero ya las probaré en pleno verano.

Lentes naranja y azul para diferentes intensidades de luminosidad
El estuche protector es de una calidad asombrosa, de material semirígido con cremallera y forrado en su interior completamente con material acolchado. Incluye una pequeña funda de tela para introducir las gafas. Además de las patillas tiene la opción de intercambiar las mismas con una cinta elástica ajustable. He de decir que este sistema es comodísimo y desde que lo probé ya no lo he vuelto a cambiar. Las gafas siempre van ajustadas, no se mueven y como además llevan un pequeño relleno acolchado por su parte interior, hacen que ajuste al rostro perfectamente y al ir acanalado evita que se empañan.

Estuche semirígido totalmente acolchado en su interior


Detalle del acolchado interior con acanalado para evitar empañarse
Sistema de patillas y cinta intercambiable
Como conclusión final, unas gafas de muy buena calidad de construcción, ligeras, con tres lentes intercambiables de policarbonato con estándar de seguridad europeos, con patillas y cinta intercambiable, super cómodas para la práctica de ciclismo y cualquier deporte exterior y que sólo cuestan 8 euros, ¿qué más se puede pedir?. En mi opinión, un producto muy recomendable y podría ser una compra maestra.