sábado, 28 de diciembre de 2013

Wool merino maillot

Los que llevan practicando ciclismo desde hace años saben perfectamente que son los maillots fabricados en wool merino. Para los que no los han visto nunca y piensan que siempre se han usado los tejidos sintéticos, conviene refrescar un poquito el origen.



El wool merino o lana merina es una variedad de lana que proviene de ovejas merinas. Estas ovejas producen una lana muy fina y suave que es muy apreciada por los tejedores y fabricantes para crear prendas finas. Las mechas de la lana merino absorbe el sudor de la piel para mantenerla seca. Sus propiedades pueden mantenerte fresco cuando hace calor y caliente cuando hace frío, lo que la hace muy apreciada para casi cualquier tipo de clima. 



Originarias de España, son un cruce entre indígenas españolas (color negro) y carneros norteafricanos (vellón blanco) , las ovejas merinas fueron importadas a Australia y a los Estados Unidos durante las guerras napoleónicas en el año 1800. Para cumplir con los estándares de producción los criadores estadounidenses seleccionaban las ovejas por la mejor producción y no por la calidad más suave de su lana. Consiguieron una raza más grande pero se deterioró la calidad de la lana haciéndola menos fina, lo que se tradujo en una menor calidad y en varias razas de merino estadounidenses. Los australianos mantuvieron el merino puro; basando la cría de las ovejas en la calidad, en lugar de en la alta producción. Es por este motivo que Australia es conocida por tener la original y la mejor lana merino.

Hoy en día estamos acostumbrado a los tejidos sintéticos que pueden ser muy ligeros pero que no aislan, son muy inflamables y además son idóneos para las bacterias y el mal olor. La lana de merino combina lo bueno de la lana tradicional con la ligereza, transpirabilidad y suavidad de las fibras sintéticas. La diferencia la notaremos al tacto rápidamente. La lana de merino es mucho más suave que la lana tradicional. Esto es gracias a que la fibra de merino es más fina que la lana tradicional y sus escamas más pequeñas, adaptándose mejor a la piel.


Podremos usar una prenda de merino varios días sin lavar y comprobaremos con sorpresa que no produce malos olores . La superficie lisa de las fibras sintéticas es el lugar perfecto para las bacterias que van a alimentarse de las sales y grasas que secretamos al sudar. La merino es antibacteriana gracias a que las escamas repelen las bacterias y contiene lanolina, que tiene propiedades antibacterianas.

La lana merino es muy cálida gracias a que al ser tan finas, el tejido cuenta con más fibras que crean pequeñas bolsas de aire que retiene el calor corporal y el aislamiento. Además, tiene la capacidad de retener agua (como el algodón 1/3 de su peso) pero reteniendo el calor, a diferencia de otros tejidos naturales como el algodón. Incluso mojada es cálida.

Es muy transpirable,  gracias al tamaño de sus fibras, al ser más finas permiten una mayor transferencia de vapor húmedo.

Cuando terminas de leer las propiedades de las prendas fabricadas con lana merino es cuando te dices ¿por qué no tengo todos los maillots de lana merino?. La respuesta y además rápida es por el precio. Hay que recordar que es un tejido natural y siempre más costoso de producir que una fibra sintética. Aunque está en desuso, sigue existiendo una oferta aceptable y algunos con ese toque vintage o retro que tanto me gusta.

http://castelli-cycling.com/en/products/detail/702/