miércoles, 4 de diciembre de 2013

Plegables clásicas italianas: Graziella, Duemila y Di Blasi

Los italianos siempre se han hecho notar a la hora de diseñar con estilo, y por supuesto, en materia de bicicletas plegables también contribuyeron con su personal visión. Algunos de sus modelos han sido base e inspiración para multitud de bicicletas plegables de los años 70 y que aún hoy muchas de ellas todavía circulan imitando esas lineas.

La primera bicicleta plegable, por importancia a la hora de repercusión y trayectoria en el mercado es la Graziella. La primeras series vieron la luz en 1964 e inmediatamente se ganaron el favor del público italiano. Este primer modelo optó por llantas de 16 ", freno de contra pedal y detalles elegantes y refinados . Tuvo un éxito tremendo, extendiéndose a toda la población y despegando con el boom económico de finales de los años 60. 




 

 



El éxito fue tan grande que a finales de los años 60, la Carnielli Graziella decidió diferenciar el original de las muchas imitaciones que fueron surgiendo . Así nació el nuevo diseño que hizo a la Graziella la indiscutible reina de las bicicletas plegables . La nueva Graziella reinventada por Carnielli se diferenciaba del modelo anterior por una rueda aumentada a 20 ", y los pequeños detalles de su nuevo diseño como el faro odómetro cuadrado, único e innovador. 

 





Graziella se hizo acompañar por grandes personalidades y rostros populares de los años 60. Brigitte Bardot, el icono de la sensualidad femenina de la época, participó en una campaña publicitaria que definía a la Graziella como "El Rolls Royce de Brigitte Bardot". Incluso Salvador Dalí se dejo ver con esta emblemática y versatil bicicleta llevando algunas de sus obras junto a su inseparable Graziella.


 

  

Un artesano alemán, amante fetichista de su Graziella , creó un modelo único. Totalmente recubierto de oro de 24 quilates. Ese cuadro Graziella  con número de serie 82826 es ahora custodiado por BOTTECCHIA, actual propietaria de Graziella, en una urna de cristal para protegerla del paso de los años .





La siguiente clásica italiana es la "Duemila 2000", una bicicleta de los años 60 de la que existe poca información y que representa toda la esencia del diseño italiano, convirtiéndose las pocas unidades existentes en la actualidad en verdaderas piezas de coleccionista.









La última clásica italiana elegida es la marca Di Blasi.  El Sr. Di Blasi fue un piloto de la Fuerza Aérea italiana durante la Segunda Guerra Mundial  hasta 1946 en que se traslada a vivir a Roma. En esta época de postguerra era dueño de una bicicleta, y con el fin de no dejar su bicicleta sola en la calle, se vio obligado a subirla a su casa, en el octavo piso de un edificio con un ascensor que era demasiado estrecho para la bicicleta. Aquí es donde le surgió la idea de una bicicleta plegable que sería mucho más fácil de transportar.  

Como hobby, comenzó con la idea de una bicicleta plegable mientras la compaginaba con un scotter plegable. Esta idea se plasmó en la bicicleta plegable Di Blasi Avia, que se caracterizan por ruedas de 14", una extrema simplicidad y velocidad de plegado. Destacaron detalle innovadores como los primeros pedales plegables que luego fueron copiadas por la competencia. 




Posterior al modelo Avia de 1973, llegaron con ruedas de 16" el R20 en 1980, el R50 en 1984, el R6 en 1991, el R4 en 1995 y finalmente el R5 y R21 , este último con rudas de 20". El último modelo el R24 en 2005. 

http://www.diblasi.it/