jueves, 15 de mayo de 2014

Signals bicycle

Resulta que cuando circulas en bicicleta por las grandes ciudades con densidad de tráfico es cuando te das cuenta de lo difícil que resulta informar a un conductor que viene circulando detrás nuestro de que maniobra pretendemos realizar y sobre todo que la entienda. Teóricamente existe un lenguaje internacional y que todos los conductores deberían conocer pero que actualmente, tan acostumbrados a circular entre todo tipo de vehículo dotados de indicadores luminosos, han caído en el olvido.



Si a lo expuesto anteriormente, le añadimos, condiciones de luminosidad reducida, la cosa se pone complicada. Para solventar esta situación, podemos recurrir a sistemas de señalización luminosos que garanticen nuestra seguridad en esos momentos complicados del atardecer y durante la noche, en medio de una gran ciudad entre denso tráfico. 

La primera opción es la de instalar en nuestra bicicleta un sistema de señalización luminosa como las usadas en las motocicletas. Encontramos diferentes formas de hacerlo.

La primera e la Singnal Pod que por medio de una pequeña consola en el manillar nos permite accionar las diferentes maniobras via wireless a un grupo optico que se instalará en la tija del sillín. Es de gran luminosidad e indica los giros a derecha o izquierda con flechas de intenso color amarillo y el pare con luz roja.





Sistema idéntico al anterior, pero con la diferencia de que en este modelo, el indicador luminoso no es rígido, sino que los leds están en una estructura flexible con lo que puede adaptarse a mas superficies de la bicicleta, como un portabultos o una mochila.



El sistema de PimMyBike es algo más sofisticado, puesto que además de poder señalizar las maniobras con dos pulsadores independientes, conecta las manetas de freno al grupo óptico y la consola puede usarse de ciclocomputador.




La empresa británica Winkku ha optado por incorporar sus sistemas de señalización luminosos en dos espejos retrovisores con sistema independiente de accionamiento cada uno.





Pero además de poder instalar sistemas de señalización luminosa en nuestra bicicleta, también los podemos llevar nosotros, con lo que solo nos los colocaremos cuando realmente los necesitemos. Estos sistemas pueden ser llevados en ropa, mochilas o guantes.















Finalmente, y como en muchos otros post, siempre queda la última opción de fabricarse uno mismo su propio sistema de señalización luminosa.