jueves, 8 de mayo de 2014

Iluminación para la bici sin cables y sin baterias

Hasta hace poco existían dos sistemas clásicos para poder circular con nuestra bici en condiciones de luminosidad escasa, como al amanecer y anochecer, días de niebla o incluso en plena noche con total falta de luz. Esos sistemas eran las clásicas dinamos que producían por medio de la energía generada en el pedaleo electricidad para alimentar las luces y las que funcionas con baterías externas.

Las dinamos de botella de toda la vida tenían sus ventajas y sus inconvenientes. La primera de las ventajas era que podían usarse a gusto, es decir, si necesitaba la luz, accionaba la dinamo apoyando la misma contra la banda lateral de la cubierta, y sino no era necesario, la retiraba de la cubierta. Evidentemente, este sistema no producía fricción mientras no se usaba, era económico, fácil de reemplazar y con un peso casi inapreciable. Como contra tenía el zumbido constante de la fricción de la botella de la dinamo con la cubierta, la intensidad de la luz iba en función al vigor en el pedaleo y el desgaste en el flanco de la cubierta terminaba por resultar evidente.


Actualmente encontramos las dinamos de buje. Estas se encuentran integradas en el buje delantera de la rueda y tienen evidentes ventajas respecto a la dinamo de botella, aunque también presentan sus inconvenientes. La ventaja inmediata es que siempre disponemos de energía eléctrica, pudiendo no solo aprovecharla para iluminación, sino también con conversores adecuados, cargar pequeños aparatos eléctricos como teléfonos móviles, navegadores, tablets, etc. La luminosidad es constante prácticamente desde el inicio del pedaleo, independientemente del ritmo que llevemos. Como contras presenta un peso muy elevado respecto al anterior sistema, un precio muy alto y un rozamiento constante, puesto que usemos o no las luces siempre está generando electricidad. Hay diferentes marcas, y algunas como la alemana SON han conseguido una pérdida de energía por el rozamiento constante casi inapreciable, así como un incremento de peso de unos 300 gramos, pero su precio también acompaña a estas características.




Dinamo Shimano
Dinamo SP
Dinamo Son
Las luces de batería externa son las mas extendidas, encontrando de todos los tamaños, intensidades, formatos y tipos de batería. Las ventajas, son fáciles de encontrar, fáciles y rápidas de usar pero con la limitación que ofrece la vida útil de sus baterías externas, pudiendo quedarnos sin ningún tipo de luz en medio de la noche sino llevamos baterías extras de repuesto.

Típico juego de luces con baterías externas
Juego de luces con baterías externas de larga duración recargables
Pero hoy en día, además de estas opciones podemos añadir unos sistemas nuevos sin cables y sin baterías. Son sistemas basados en la producción de corrientes eléctricas por medio de campos magnéticos. La primera opción es la de la empresa danesa de Reelight que funciona por medio de unos potentes imanes montados en los radios y una bobina montad en una parte fija como las vainas. A medida que el imán en el radio pasa por delante de la bobina, se induce una corriente para accionar las luces.

La ventaja con respecto a los anteriores sistemas es su menor peso, menor precio, limpieza de cables, nulo uso de por vida de baterías y ningún tipo de rozamiento, pero por contra, tenemos unas luces de poca potencia y que serían indicadas como luces para ser visto.






Siguiendo un sistema similar por imanes de gran potencia, encontramos el ideado por unos ingenieros alemanes que buscaban un sistema de frenado magnético para bicicletas por medio de imanes y descubrieron por casualidad este sistmea de iluminación. El sistema se basa en las corrientes de Foucault y la idea de que el aluminio es conductor, pero no magnético para obtener la transmisión de la energía eléctrica como una dinamo. Cuando la rueda gira, los imanes situados en el interior del generador crean las corrientes de Foucault que reaccionan con los campos magnéticos en la rueda. 


Las ventajas de este sistema son superiores a las del anterior, puesto que además de las que presenta con respecto a los primeros, se añaden la alta luminosidad de este sistema, que auna todo lo esperado en un juego de luces, es decir, alta luminosidad e ilimitada autonomía.