lunes, 26 de mayo de 2014

Brompton suspension Bikefun upgrade

Resulta que aunque no tenía intención de cambiar la suspensión de mi Brompton, si que me atraía mucho el modelo que habían sacado los japoneses de Kamoya. Ya había realizado un pequeño mantenimiento al elastómero tipo firm que originalmente trae las bicicletas Brompton y sinceramente, funcionaba muy bien, para lo sencillo y simple del sistema.

http://aventurasenunabiciplegable.blogspot.com.es/2014/03/mantenimiento-elastomero-brompton.html

 Resulta que en el Forobrompton, se propuso hacer una compra conjunta de suspensiones del nuevo modelo de la marca de Taiwan Bikefun, muy similiar al Kamoya, y me apunté. Hay que reconocer que ha sido una compra enorme y que han dos compañeros del foro que sin ningún interés son los que se han encargado de todos los trámites necesarios y además de ocuparse de enviarlas a los que no somos de Barcelona. Gracias JordiMac y Jaicigy.


A principios de semana llegó la suspensión, que la había pedido en color negro, ya que podías elegir el muelle del cualquiera de los colores existentes en la gama Brompton. Lo primero que me llamó la atención al verla fue lo pequeña que resultaba al lado del elastómero original. Después de que el ojo se adapta a las nuevas dimensiones, aprecias la calidad de los materiales. Además del muelle, viene con dos elastómeros, uno con un punto negro que equivaldría al firm y otro mas suave, los extremos, uno de aluminio en color plata con el logo de Bikefun y otro, también en auminio color negro.


Mi nueva suspenión Bikefun recién sacada de la bolsa
Para su instalación hace falta aprovechar algunas de las partes del elastómero original. Es muy sencilla su instalación y aprovecho las propias fotos de Bikefun ya que muestran de forma muy clara como se hace.

Desmontaje del elastómero original Brompton
Piezas que se aprovechas para montar la supensión Bikefun
Se aprovecha el tornillo y la tapa
Se coloca el elastómero, muelle y la tapa de aluminio negra
El montaje final sobre el cuadro es muy sencillo y se hace con la bici abierta y bien apoyada. No hay que olvidar que hay que apretar con la arandela de plástico y tornillo y que no hace falta la pieza de plástico transparetente que traía la suspensión original Brompton.



El resultado final es muy bueno estéticamente. La Brompton gana bastante visualmente y ya solo quedaba hacer la prueba en carretera.




La prueba en carretera ha sido satisfactoria al 100%. La he probado durante toda la semana haciéndole un total de 323 kilómetros durante los cuales no he tenido el más mínimo problema de ruido o mal funcionamiento. La suspensión funciona absorviendo mucho mejor que antes las irregularidades del asfalto. Muchos pliegues y grietas que de memoria se donde se encuentran y que instintivamente levanto el cuerpo para sobrepasarlos, ahora puedo pasar por encima y absorbe casi complementamente el traqueteo. Rodando en asfalto liso y sin baches, la suspensión se comporta totalmente neutra, sin balanceo ni oscilación, totalmente rígida. Mejora muy recomendable y que permite una ganancia notable en la calidad de la marcha.