miércoles, 14 de mayo de 2014

Primera quincena del mes de mayo con carga de kilómetros (770 km)

Como comentaba en uno de los últimos post, he convertido mis largas salidas en salidas mas cortas y más cercanas a mi domicilio pero mas continuas. Hoy he comprobado que sumados los kilómetros de las salidas junto con los hechos a diario en los trayectos para ir y volver del trabajo llevo un total de 770 kilómetros.


Esta mañana aunque soplaba un viento infernal no me he amilanado y me he hecho una ruta de 50 kilómetros luchando contra un viento que me ha soplado por todos los lados. Me he cruzado con muy pocos ciclistas, pero con los que me he cruzado me han sonreído como de costumbre y alguno hasta me ha dicho que era rápida la bicicleta. Hoy he podido comprobar de forma evidente como cuando el viento sopla fuerte, es mucho más fácil avanzar con las ruedas pequeñas que con las ruedas grandes.


He hecho una pequeña parada para fotografíar las palmeras y el viento movía la Brompton. Aunque he ido bordeando constantemente la costa, he intentado evitarla. En la zona del Puerto hice la última parada para unas fotos de la playa que tenía un fuerte mar de fondo.



Al final ha sido una ruta agradable, aunque con mucho viento la he disfrutado, muy buena temperatura y escaso tráfico. Han sido 49.91 kilómetros en 2 horas y 24 minutos a una velocidad media de 20.72 km/h.