miércoles, 10 de julio de 2013

Reflexiones sobre la elección de la bicicleta plegable Brompton

Ya tengo algo de experiencia en bicicletas plegables, ya he tenido la suerte de probar varios modelos durante estos años. Todo empezó cuando descubrí el mundo apasionante de las bicicletas plegables, tras mucho leer e informarme me decidí por una estupenda bicicleta, la Dahon Speed Tr. Una magnífica bicicleta con un cuadro de acero, ruedas de 20" y cambio externo (cassette de 8v) combinado con un buje inertno con 3v que combinadas daban un total de 24 velocidades con un rango enorme.

Tras disfrutar con ella durante un año, vi que no terminaba de ser lo que andaba buscando. En ese tiempo le regalé a mi mujer una B´twin Hoptown de 7v de Decathlon, que no usó nunca y que yo he aprovechado para ir a trabajar cada día. Mientras tanto no he parado de investigar y leer todo lo que caía en mis manos sobre modelos de bicicletas plegables y en enero tras pensarlo bastante me decidí a comprar la Tern Link P9 con la que inicié la andadura de este blog y mis aventurasenbiciplegable.

No puedo decir nada malo de la Tern Link P9, al reves, solo puedo hacer alagos de ella, puesto que durante este tiempo la he usado a conciencia como bicicleta de entrenamiento de carretera y ha respondido perfectamente en todos los terrenos. Pero, había algo que todavía seguía haciendo, y es que cada día mirara fotografías de bicicletas Brompton. Si, le era infiel a mi Tern, desaba una Brompton y me eché la manta a la cabeza he inicié el proyecto Brompton. 

Y ¿por qué una Brompton?, si tiene las ruedas más pequeñas, tiene menos velocidades y sus componentes no son nada espectaculares. La respuesta no es fácil, pero podría acercarse a la siguiente situación: no se si os pasa a algunos de vosotros, pero a mi siempre me ha atraído mucho más un Aston Martín clásico con sus cromados y sus lineas redondeadas que un deportivo japonés lleno de tecnología y lineas angulosas.




Brompton no puede presumir de diseño vanguardista y lineas deportivas como presumen otras bicicletas plegables, pero rezuma lineas clásicas que su creador A. Ritchey ha mantenido prácticamente inalterables desde hace 30 años. Desde que la descubrí en internet, me llamaba la atención el constante cambio estético que año tras año realizaban las restante marcas mientras Brompton mantenía la misma esencia.

Primer diseño de A. Ritchey (con lineas Vickerton)
Primer modelo fabricado Brompton
Modelo Brompton 2012
El uso desde su su primer prototipo de acero soldado a mano en su factoría Británica, el exhaustivo control en toda la linea de producción y que ha hecho que se haya forjado su fama de bicicleta indestructible y rígida me tenía intrigado, máxime,  cuando todos los demás usaban aluminio 6061 (el más común) y en algunos modelos 7005 T6 (mucho más resistente) fabricados en Taiwan.



Otro aspecto que me daba la motivos para pensar que mi interés por ella era correcto radicaba en que en las pruebas deportivas de velocidad, como Smithfield o la actual IG London Nocturne, las Brompton coparan siempre casi todos los puestos, teniendo como competidores a otros modelos de otras marcas con prestaciones teóricamentee muy superiores.

Dahon Speed Pro TT vs Brompton
Buscando aventuras de usuarios de plegables, siempre encontraba que solían hacerse en Brompton, cuando la lógica aconsejaba que no, pero su bien merecida fama de "a prueba de bombas" han hecho que hayan estado por todos los sitios del mundo.

El mayor cicloturista vivo Heinz Stucke
 Su geometría es increible, con una distancia de tija a manillar de 62 centímetros y pudiendo instalar tijas extendidas que combinadas con las tres opciones de manillar y alturas de éstos podamos adaptar la Brompton casi a cualquier usuario, obteniendo junto con la mayor distancia entre ejes de cualquier plegable del mercado (104cm) una bicicleta con dimensiones casi idénticas a las rígidas de ruedas grandes.






Con una pequeña gama de velocidades, contando con 1v, 2v, 3v y 6v, no parece que tenga mucho que hacer con el resto de marcas que ofrecen hasta 30 velocidades. Pero Brompton desde el principio ha usado el eterno buje Sturmey Archer que ofrece miles de kilómetros sin matenimiento y espaciando sus tres desarrollos y combinándolos con un sencillo desviador con 2 piñones obtenemos 6v muy bien escalonadas que jugando con el tamaño de plato te permite adapatarla al uso que se le quiera hacer. 

Como tengo muy cercanos los desarrollos de la Tern, con sus 9v y de las que algunas nunca usaba, me permite comprobar si son realmente útiles esas 6v de la Bromtpon.

Tern

 9ª - 7,47 metros - [(1,55 x 53):11]
8ª - 6,85 metros - [(1,55 x 53):12]
7ª - 5,87 metros - [(1,55 x 53):14]
6ª - 5,13 metros - [(1,55 x 53):16]
5ª - 4,56 metros - [(1,55 x 53):18]
4ª - 3,91 metros - [(1,55 x 53):21]
3ª - 3,42 metros - [(1,55 x 53):24]
2ª - 2,93 metros - [(1,55 x 53):28]
1ª - 2,57 metros - [(1,55 x 53):32]

Brompton con reducción del 12% (plato 44t)

6ª - 7,03 metros
5ª - 5,71 metros
4ª - 4,48 metros
3ª - 3,64 metros
2ª - 2,86 metros
1ª - 2,32 metros 

Con la Tern y esos desarrollos, he hecho distancias por encima de 100 km, rodando en llano con la velocidad 5ª y 6ª y dando caña o bajando con la 8ª o 9ª, pudiendo ser cubiertas por la Brompton para llanear por la 4ª y 5ª y para bajar o dar caña con la 6ª.

Para las escalar, con la 1ª de la Tern he subido un puerto de primera categoria de 20 kilómetros, sin problemas pero no con carga, la Brompton me ofrece una 1ª mas baja y una 2ª también mas baja, con lo que las velociades que pierdo son la 3ª, 4ª y 7ª que apenas usaba en la Tern.

Para el final he dejado otro de los puntos que nunca terminaron de satisfacerme totalmente en las plegables que he tenido, y era el volumen de su plegado. Aunque me entraban en el armario donde las guardaba sin problemas, también es cierto, que no podía meter otra cosa. En el coche, la podía llevar en el maletero, pero tampoco podía meter nada más, y siempre quería la plegable para poder echarla en el coche sin problemas. Aquí, la Brompton, ganaba por goleada a todas sus competidoras, los ejemplos en internet son abundantes y no dejan lugar a dudas.