domingo, 10 de febrero de 2013

Salida 80 km. Roquetas-Venta Nueva.

Hoy quedamos para volver a disfrutar de la bicicleta y poder pasar un buen rato entre amigos, Jesús, Esteban y el narrador. Que voy a decir de ellos, son unos tíos de los que puedes presumir tener como amigos, ellos son "ciclistas" de los de verdad, y permiten que un globero como yo pase un buen rato rodando con ellos.

Como no pensaba rodar muchos kilómetros, pensé en no llevar la mochila de hidratación y le puse a la pequeña un portabidón y aproveche para ver como le quedaba la bomba puesta en el cuadro y me gustó, así que se quedan puestos.



Quedada a las 08.30 horas en el Carmona, sopla ligeramente de poniente, así que dirección Adra para traerlo a la vuelta a favor. La mañana está fría, no sube de los 9ºC, pero hace sol y se rueda con alegría. Nos vamos cruzando con varios grupos de ciclistas, alguno no pueden reprimir su sorpresa al verme subido en "el palo de la escoba" y hacen comentarios en voz alta. Jesús y Esteban se ríen, y les explico que nunca había sentido tanta gente que se picara desde que salgo a rodar con mi Tern, es verme y comienzo a escuchar cuando los paso como suenan los cambios y se emplatan para darme una buena pasada, más de uno pensará que como puede ir a mi ritmo una "bici de juguete".

Cuando nos damos cuentas estamos en Venta Nueva, llevamos 40 kilómetros y decidimos parar para echar un café rápido y volvernos, así llegaremos a buena hora a casa.

"¡No es una Willier!, ¡No es una Pinarello!, ¡Es una TERN!

Con un café y un bollito todo se ve de otro color

De vuelta a casa, desplegamos la vela y los kilómetros se pasan volando, a la altura de Balerma nos echamos unas fotos.






Final de la salida, un total de 80 kilómetros en 3 horas y 11 minutos a 25.3 km/h de velocidad media.
Cada día estoy más contento con mi plegable, cada día compruebo que es más versátil de lo que yo podía imaginar. Tengo que seguir trasteando para poder afrontar largas distancias, pero todo va por el camino correcto.