jueves, 7 de febrero de 2013

Lubricante para nuestra cadena.

Como todo tipo de bicicletas con transmisión por cadena, necesitaremos un mínimo de mantenimiento, independientemente de si es cambio convencional, es decir con varias coronas, como si es por cambio interno, una sola corona o piñón. En los casos de cambio interno, la cadena siempre trabaja en la misma linea y no se desplaza, por lo que el desgaste y la cantidad de suciedad es menor, pero aún así, debemos de limpiarla cada cierto número de kilómetros y volver a engrasarla.
En las bicicletas con cambio convencional, estaremos haciendo trabajar constantemente nuestra cadena subiendo y bajando coronas, además del terrero por el que circulemos, polvo, agua, barro, hará que la suciedad se acumule antes.

No hay unas normas fijas de cada cuanto debemos limpiar y engrarsar, pero si podemos usar un poco el sentido común, y pensar el uso que le doy y por que terrenos meto mi bicicleta. Como estamos hablando de bicicletas plegables, en casos excepcionales iremos por caminos no asfaltados, por lo tanto, el mantenimiento será muy parecido al de una bicicleta de carretera. La única diferencia con las bicicletas de ruedas normales es el tamaño de nuestras ruedas, que hará que nuestra cadena tenga menor distancia con el suelo y por tanto acumule con algo más de facilidad el polvo y suciedad del camino. Actualmente, estoy lubricando y limpiando la cadena cada 300-400 kilómetros.

Yo he usado todo lo que ha habido hasta la fecha con mejores y peores resultados. Cuando era novato usaba el típico 3en1, NO lo uséis nunca para esta labor, conseguiremos una cadena muy lubricada que atraerá toda la mugre del camino y además, disolverá la grasa existente entre los eslabones que es al final lo que verdaderamente mantiene la cadena. También he usado el típico aceite para cadenas, es más denso y lubrica bien, pero terminas con la cadena de color negro y con tanta porquería acumulada que necesitas desmontarla para limpiarla a fondo. Luego usé el aceite de Teflón, menos pringoso, engrasa bien y atrae menos la mugre, pero desde hace poco tiempo he descubierto un lubricante a base de ceras naturales, es SQUIRT.

http://www.squirtlube.com/

Estoy muy contento con el resultado. Tal como dicen, ensucia mucho menos la cadena, hay que usar muy poca cantidad, y aunque el precio parece alto (10€) se amortiza con creces. La cadena gira suavemente, aunque al ser con ceras, el sonido es diferente al que produce cuando va lubricada con aceite.

Cadena lubricada con Squirtlube tras 400 km.

Es muy importante tener la cadena limpia antes de echar el producto. Ahora os explico como lo hago para obtener una cadena reluciente y bien lubricada.

Nos colocamos en algún sitio de la casa donde esté autorizado este tipo de actividades y no suponga un cisma familiar. Damos la vuelta a la bicicleta, para que quede "patas arriba".

1) Para limpiarla bien y no dejar ningún resto hay muchos métodos, yo uso uno muy sencillo y que deja la cadena reluciente. Son las toallitas para bebé, llevan un producto especial para los "culitos" y evitar irritaciones que lo quita todo, simplemente ir pasando la cadena entre los dedos mientras sujeto la toallia y la aplico con energía hasta que vaya viendo que reluce. Con dos toallitas tendréis de sobra.


2) Cuando ya tenemos la cadena limpita, procedemos a hacer la misma operación para secarla con un trapo.


3) Ahora que tenemos la cadena limpia y seca, comenzamos a aplicar el producto. El aspecto y la textura es como la cola blanca que usábamos en el colegio. La agitamos bien, y vamos aplicando una pulsación del bote en cada junta del eslabón y vamos avanzando la cadena. Una sola pasada y a dar unas cuantas veces a la cadena hasta que veamos que el producto ha penetrado, quedará como viscoso.





No hay que quitar sobrante ni volver a tocarla, media vuelta, guardarla y lista para la próxima salida.