martes, 23 de septiembre de 2014

Cubiertas nuevas para la Brompton a los 9000 kilómetros

No es que esperara una cantidad exacta de kilómetros, de hecho han sido 9020 kilómetros, pero estos días de atrás la Brompton me hizo dos extraños seguidos mientras circulaba. Estaba claro que las cubiertas se estaban consumiendo cada vez más a un ritmo más rápido. La pequeña inglesa no se queja nunca, y ahora menos, que la hermana de ruedas grandes, la clásica y veterana Razesa es la que se encarga de hacer los kilómetros. Pero dos situaciones en ciudad en las que no besé el asfalto tras varios movimientos eléctricos de manillar y cintura, fueron fundamentos de peso más que suficientes para poner las cubiertas nuevas.

Cubierta delantera junto a cubierta nueva
Cubierta trasera junto a cubierta nueva
 

La verdad es que las cubiertas negras de kevlar de la marca Brompton que lanzaron como novedad en todos sus modelos del 2013 han resultado ser todo un hallazgo. Pocas cubiertas pueden decir que resistan con dignidad la friolera de 9000 kilómetros y con un solo pinchazo. Aunque he leído mucho en la red con respecto al cambio de cubiertas originales Brompton por las legendarias Schwalb Marathon, he de decir que volveré a usar este nuevo juego y si el resultado es similar no veo ninguna razón de peso para dicho cambio.

Con las ruedas desmontadas ha sido un buen momento para comprobar el desgaste de las zapatas de freno, limpiar zonas que habitualmente no se limpian y volver a comprobar la elongación de la cadena, que aún sigue en forma sin llegar a entrar el tetón que indica el 75% de gasto de la misma.

Zapatas de freno delanteras
Comparación de las zapatas viejas junto con una zapata nueva
Zapatas de freno traseras
Limpieza del desviador
Limpieza del cassette
Medidor de desgaste de la cadena al 75%
Vuelta a montar después de limpiar y ya esta la pequeña británica con sus cubiertas nuevas y pidiendo salir a su quehacer diario.