viernes, 20 de junio de 2014

Reparando un pinchazo con spray antipinchazos

Como había comentado en el post del otro día, me encontré la rueda con poca presión y eso me animó para permutar las cámaras y las cubiertas. Como la que había dado problemas era la de la rueda trasera, si seguía dando problemas, ahora con el cambio se encontraba en la delantera. La hinche a sus 100 psi, recomendados y estuve todo el día haciendo kilómetros sin problemas. Al día siguiente volví a comprobar como había perdido aire. Aunque había mirado la cámara, a simple vista no veía nada y tampoco se apreciaba ninguna pérdida, pero al cabo de un día si era perceptible.

Aunque ya tenía las cámaras de repuesto Schwalbe, he optado por intentar arreglar la que tenía con el sistema del spray antipinchazos. Es un sistema muy bueno para este tipo de pinchazos diminutos e invisibles ya que la capa de producto que cubre el interior si es capaz de taponar con garantías ese tipo de punciones.

Existen muchas marcas en el mercado, pero he usado el de la marca Decathlon, que como siempre, en relación calidad y precio es casi imbatible. Son fáciles de usar y simplemente hay que seguir las instrucciones.


1º) Vaciar completamente de aire la rueda


2º) Agitar bien el bote y colocar la boca en la válvula de tal forma que quede ésta en la parte superior


3º) Apretar el botón hasta que se acabe el producto. En nuestro caso, al ser ruedas tan pequeñas, sobra producto.


4º) Retiramos y limpiamos el sobrante. Hay que esperar un par de minutos y es conveniente mover la cubierta con los dedos para que se distribuya uniformemente todo el producto.



5º) Dejamos un rato e inflamos a su presión. Una vueltecita y volvemos comprobar la presión. 

En circunstancias normales se puede rodar muchos kilómetros sin que vuelva a dar problemas.