martes, 23 de diciembre de 2014

Brompton upgrade: instalación refuerzo "Plablo"

Había visto a varios compañeros del Forobrompton que tenían instalado el refuerzo de guardabarros trasero "Plablo" de Milian Parts para las versiones "L", y la verdad que tenía un aspecto estupendo.


 Básicamente es una tira de acero inoxidables de varios milímetros de grosor con orificios coincidentes con los que tiene el guardabarros trasero y con una estructura para instalar la rueda de la parte final. La idea es que al instalarlo sobre el guardabarros proporciona la consistencia extra para que éste no se rompa o deforme al plegado del basculante trasero. Aunque soy cuidadoso y no me gusta plegar mi Brompton con prisas y evitar golpes bruscos en esa parte, si que era perceptible que se había deformado por la parte final a la altura de la rueda. Me he decidido y lo he comprado porque considero que es un upgrade muy útil, ya que, si bien no añade nada estéticamente, si que ofrece un refuerzo considerable en una zona muy expuesta a golpes constantes.


El refuerzo "Plablo" viene en una base de cartón con sus tuercas y arandelas y con el eje para la rueda trasera. El aspecto es el de de un producto de buena calidad y resistente con un discreto logotipo de la marca cerca del puente para la rueda. Como nota en contra decir que no tiene ningún tipo de instrucciones y aunque por internet encontré lo necesario y resulta bastante intuitivo, no hubiese estado de más. Un detalle a tener en cuenta es que es necesario quitar dos remaches para poder instalarlo. El primer remache es el del pequeño faldón trasero y el segundo remache es el del eje en el puente de la rueda.




Lo primero es aflojar los dos tornillos que tenemos a ambos lados de la rueda trasera y que sujetan las barrillas que sustentan el guardabarros.


Seguidamente deberemos soltar el cable del freno trasero aflojando la tuerca prisonera. Una vez suelta la tensión del puente de freno hay que aflojar y extraer la tuerca tope que aprisiona a la luz trasera, al ojal del guardabarros y el puente de freno. Una vez extraido se podrá sacar el guardabarros completo. Durante esta operación necesitaremos un caballete o banco de trabajo o poner la bici con las ruedas hacia arriba, como he hecho yo en esta ocasión, ya que se trabajará mas cómodo. Aconsejo llevar un orden de las tuercas, arandelas y demás piezas que vamos quitando para poder montarlas luego sin problemas. Aunque no es necesario quitar la rueda trasera, ya que estamos en faena es buen momento y se aprovecha para limpiar toda la transmisión.




Una vez que tenemos el guardabarros completamente separado del cuadro hay que quitar las barrillas y el puente donde va la rueda con el eje que van unidas por unor tornillos y unas pletinas bajo el mismo. Para poder quitar los remaches del faldón y del puente de la rueda hay que usar un taladro con una broca de metal que tenga mayor diámetro que el remache. En mi caso he usado una broca de 6mm y se perfora el remache por la parte donde va "remachado", la que tiene el agujero.



Con el guardabarros totalmente desmontado procedemos al montaje del refuerzo Pablo. Hay que empezar a atornillar la parte central, luego la zona del puente de la rueda y finalmente el extremo del faldon. Esto lo digo porque empezé por la parte del faldón y como el metal adquiere forma y no corresponda correctamente no podremos enfrentar los tornillos con sus agujeros. Volvemos a montar y ahora deberemos introducir en el perno del puente de freno el ojal del guardabarros y el ojal del refuerzo Plablo. Hay que colocar las arandelas en su posición y finalmente atornillar nuevamente para cerrar el conjunto con la tuerca tope, la que tiene la cabeza de plástico en color negro. Una vez este montado, colocamos la rueda y antes de nada comprobamos que no roce con ningún tornillo o tuerca del interior. Cuando ya esta comprobado se instala toda la transmisión y volvemos a apretar el cable con su tuerca prisionera.









El montaje no es difícil, aunque lleva algo de tiempo ya que hay que desmontar bastante piezas. Conviene no hacerlo con prisas y ser ordenado. El material es de buena calidad y ha encajado todo perfectamente. El resultado final es muy bueno, la sensación de robustez es inmediata, tanto visualmente como al realizar el plegado. Es un upgrade muy aconsejable.