sábado, 2 de agosto de 2014

Mi Brompton cumple 1 año

Sin apenas darme cuenta, mi pequeña bicicleta plegable ha cumplido un año. Por supuesto, se me ha pasado la fecha, pero a diferencia de otras situaciones, mi compañera plegable no me castigará con el látigo de su indiferencia. Durante este año hemos recorrido juntos 7.000 kilómetros y no me ha pedido nada, ni una revisión al taller, todo se ha apañado en casa. Por no pedir, ni ha pedido zapatos nuevos, todavía rueda con sus cubiertas originales y la misma cadena de origen.


Ya he ido haciendo sucesivas revisiones y evaluaciones de como se iba comportando la pequeña británica con el discurrir de los kilómetros y esperaré para hacer una nueva review cuando alcance los 8.000 kilómetros y vuelva a comprobar los elementos de mayor desgaste.

En términos generales, solo puedo añadir una cosa, y es que la bicicleta plegable Brompton, posiblemente sea la mejor bicicleta plegable del mundo. No será la más rápida, la que más velocidades tenga ni tan siquiera la que tenga la linea mas deportiva, pero sin embargo, es la más compacta de todas, la que no da nunca problemas y la que ofrece unas prestaciones ciclables en relación a su tamaño de rueda y tipo de transmisión mas realistas. 

Concluyo, con un tópico de frase: "¿la volvería a comprar?", SI, sin dudarlo. Es una lástima que no lo hubiese hecho antes pues debido a su precio me deje embaucar por cantos de sirena de otras marcas que finalmente debí vender. "¿Recomendaría a alguien que la comprara?", SI, por supuesto, si tiene claro cual es concepto real de una bicicleta plegable y busca un producto de calidad y duradero. Si no lo tiene muy claro y busca prestaciones muy deportivas, debería buscar en otras marcas.