domingo, 23 de agosto de 2015

Old Razesa, un año juntos y 11.000 kilómetros

En agosto del año pasado mi amigo "Teru" me regaló la joya de la corona, una Razesa de carretera de los años 80. Fue amor a primera vista, y desde entonces no hemos dejado de pedalear juntos. En este tiempo ha ido sufriendo algunos cambios desde su restauración original, pero manteniendo la idea primigenia. La sensación de rodar sobre un cuadro de acero es increíblemente confortable y espero que el próximo año nos siga deparando muchos más kilómetros y alguna nano aventura, pero éstas serán sobre una clásica.