martes, 10 de marzo de 2015

Vello Bikes: ¿plegables o minivelos?

Desde Viena (Austria) nos llega una bocanda de aire fresco en el mundillo de las bicicletas plegables de la mano de Valentin Vodev y Valerie Wolff y su nuevaVello Bike con tres originales modelos a caballo entre dos mundos, las plegables y las minivelos. Con ruedas de 20", cuadros de acero monocasco, sistema de pliegue por basculante de los tirantes traseros y suspensión por elastómero magnético, nos encontramos con unas robustas y espectaculares bicicletas que tienen todo el aspecto de rodar muy muy rápido. Su punto fuerte no es el plegado, pero reducen considerablemente su tamaño como para ser una opción muy importante en pisos de ciudad y combinar largas jornadas de cicloturismo con transportes públicos y alojamiento en hoteles. Están hechas a mano y serán de producción limitada que comenzarán a ser entregadas en julio de este año.

http://www.vello.bike/

https://vellobike.myshopify.com/




La marca ha optado por tres modelos que aunque eminentemente urbanos tienen genes diferentes y con enormes posibilidades para otros usos.


El más rácing y deportivo con una predisposición a las salidas por carretera y a ir rápido es el "Speedster". Cuenta con una trasmisión de de 10 velocidades con cambio Shimano 105, cassete 11-32 y plato de 52t. Manillar de carretera (drop bar) y maneta de cambio tipo crono (barend shifter), precisa y sencilla de usar. Tiene luz delantera y trasera integrada situadas los cierres de tija y manillar y suspensión por elastómero. Finzaliza el equipamiento un sillín Brooks B17 honey a juego con la cinta del manillar. Es una minivelo plegable en toda regla, rápida y con posibilidad de construir una verdadera deboradora de kilómetros. Como único pero la única opción del color blanco. Su precio 1500 euros y disponible a partir de julio de este año.







El siguiente modelo es el "Rocky", una bicicleta igual de rápida con idéntica concepción de transmisión a cargo de un cassette de 10 velocidades 11-32 por un desviador trasero Shimano XT y un plato de 52t pero con manillar plano (flat bar). Es una bicicleta con infinitas posibilidades, orientada al uso que querramos imaginar y que pide cicloturismo y largas jornadas de vacaciones cargada de alforjas. Lleva de serie unas cubiertas Schwalbe Marathon. Un único color oscuro y un precio de 1190 euros.





El último modelo es el "Urbano", que como su propio nombre indica es el más urbanita de los tres. Viene equipada con la misma base que sus anteriores modelos, como es idéntico cuadro, suspensión y luces integradas, pero incorpora una cómoda parrilla portabultos delantera. La transmisión es de 8 velocidades con cassette 11-32 y plato de 52t. Rápida y eficiente para cualquier situación en la ciudad por 890 euros.