sábado, 18 de abril de 2015

Sram apuesta por la transmisión 1X11 para bicicletas de carretera

Hace ya un par de años defendía en este blog los beneficios de una transmisión 1X9 y 1X10. En aquel momento la transmisión 1X10 se empezaba a utilizar en algunos modelos de bicicletas 29er que permitía ir por los caminos a grandes velocidades con la mínima mecánica. Sram lanzó el año pasado su Sram Force CX1 que ha sido probado en competición durante todo el año con óptimos resultados y su consecuencia ha sido el lanzamiento de su nueva linea de transmisión 1X11 para bicicletas de carretera con la gama Sram Force 1 y Sram Rival 1.







A priori lo primero y evidente es que desaparece el desviador y nos quedamos con un único plato con la consiguiente pérdida de peso y de problemas mécánicos. La oferta de tamaño de plato va desde el 38 al 54 y en la parte trasera un cassette a gusto de las necesidades que parte del 11-30, 11-32, 11-36 hasta el 10-42. Con estas combinaciones podemos conseguir con un plato de 44 y un cassette de 11-36 una transmisión igual que una tradicional 50-34 y 11-28. Un solo mando de cambio en la maneta derecha y una tendencia que crece heredada también del CX como son los frenos de disco. 


Aunque algunos pensarán que este tipo de transmisión solo es utilizable para CX o bicicletas tipo Gravel (caminos), personalmente creo que la idea es buena y que será el camino a seguir. Son transmisiones totalmente personalizables y que cada usuario puede adaptar a su uso habitual, siendo 100% aprovechables las 11 velocidades cosa que en las tradiconales con dos platos, entre las velocidades duplicadas y las extremas, perdemos muchas quedando en unas 10 realmente aprovechables. 


Pero todo no es tan bonito como lo pintan y tenemos varios "peros". El primero y obvio es el precio descomunal de todos los elementos de la transmisión que hace la posibilidad de cambio solo apta para bolsillos muy grandes. Precios estratosféricos que lo convierten de momento en una posibilidad de pasarela. Partes fundamentales que requieren cambios periódicos con frecuencia como los cassette superan los 300 euros. El segundo inconveniente es la total incompatibilidad con todo lo existente hasta la fecha e incluso entre sus propiaas bielas, debiendo cambiar las mismas según el tamaño de plato (de 38 a 46 BCD 110mm y de 48 a 54 BCD 130mm).


Personalmente creo que se puede aprovechar la idea y montar una transmisión 1X9 o 1X10 muchísimo más económica con un cassette 11-36 y plato 44 con idénticos resultados.