viernes, 21 de noviembre de 2014

Sillín Brooks B-17 estándar black para mi Brompton

Desde que le arrebaté su sillín Brooks B-17 Imperial Honey a la pequeña Brompton, andaba triste y miraba de mala manera a su hermana mayor Razesa que se lo había quedado. Pero además de la Brompton, el que pedaleaba realmente triste era yo. Sobre todo mis posaderas añoraban la sensación de pedalear nuevamente sobre un buen sillín de cuero duro como una piedra. 

Me puse a buscar por internet donde podría encontrar un Brooks B-17, pero esta vez en color negro y volvería a la opción estándar. Tras rebuscar encontré una empresa española que lo ofrecía por 59€, sin gastos de envío y que lo recibiría al día siguiente por Seur. A las 12.30 horas completé la compra contra reembolso, con un incremento de 3 euros, y a las 17.00 horas del día siguiente lo tenía en casa. El sillín venía en perfecto estado y completamente nuevo, no en su caja original Brooks, sino en una bolsa de plástico serigrafiada con el logo Brooks, pero si con su documentación. Experiencia de compra muy positiva y servicio, precio y envío espectacular.







Como no podía ser menos, había que estrenarlo y la mejor forma era aprovechar una estupenda mañana de invierno en Almería con unos espectaculares 24ºC. Las sensaciones de un sillín Brooks cuando empiezas a pedalear es preguntarse de repente "¿me habré equivocado?". Resulta duro como una piedra, pero tras el primer shock inicial los isquiones comienzan a buscar sitio y a desplazarse por la superficie resbaladiza del sillín mientras vas pedaleando. Al rato ya notas que resulta cómodo, aunque persiste la sensación de ir sentado sobre una piedra. Es muy importante la inclinación del sillín. En algunos sitios hablan de elevar algo la nariz del sillín, pero con eso lo que consigues es no escurrirte a costa de dolor en tus zonas masculinas. Lo ideal es utilizar un nivel y dejarlo perfectamente nivelado, para que poco a poco nuestro propio peso haga que vaya cediendo el cuero y adaptándose a nosotros. Previamente una buena capa en interior del sillín de producto para tratamiento de pielas y cueros. Yo uso un producto que descubrí gracias a los chicos de Reciclone que es a base de ceras muy similar al recomendado por Brooks, pero mucho más barato y con más cantidad de producto. Puedo decir que el otro Brooks se encuentra en perfecto estado y solo le he aplicado esporádicamente el producto.