domingo, 2 de abril de 2017

Nuevo ciclocomputador Sigma Pure 1 ATS para la Brompton

Desde enero de 2013 he estado usando con la pequeña Brompton un ciclocomputador muy económico Veloset VS-213 Wireles. He de decir que no ha fallado y sigue funcionando perfectamente, pero el sistema de pantallas era un incordio y resultaba muy tedioso tener que estar pendiente del paso automático de cada pantalla.

http://www.veloset.co.uk/wireless-cycling-computers/veloset-213-wireless-cycle-computer-speedo

Buscando un sustituto que cumpliese mis necesidades básicas encontré el modelo Pure 1 ATS de la marca alemana Sigma. Es un modelo que la marca refiere como "cuenta kilómetros puro" de ahí su nombre "Pure".

http://www.sigmasport.com/es/produkte/fahrrad-computer/trendline/wireless/pure-1-ats



El Sigma Pure 1 ATS lo podemos encontrar fácilmente en el rango de precio de los 30€ y es un producto de calidad y con una imagen muy cuidada. En la pequeña caja encontramos las instrucciones en varios idiomas, incluido el español, el ciclocomputador, soporte, transmisor ATS, imán y dos gomas tóricas de 35mm y 45mm (para soporte y transmisor respectivamente).

Lo que llama inmediatamente la atención es su gran pantalla, su forma elegante y los colores discretos en negro y blanco. Todo ello le confiere una apariencia simple y moderna.






Su gran pantalla muestra la información en gran formato, facilitando enormemente su rápido visionado en cualquier situación sobre la bicicleta. En la pantalla se muestran en 3 líneas la velocidad, la distancia y el tiempo de recorrido diarios o, junto con la velocidad, los valores totales de distancia y tiempo de recorrido.  Con solo presionar un botón se pasa de la vista del recorrido a la vista de totales. 

La instalación es sencilla e intuitiva, confirmando con el único botón o pasando a la siguiente opción con el botón reset situado a el reverso. El único dato a introducir es la medida de rueda de la Brompton, que en mi caso con cubiertas estándar es de 1310mm.  La colocación del transmisor ATS es rápida y ajusta perfectamente con la goma tórica. El imán utiliza un sistema de cierre por carraca que ajusta de forma precisa sin necesidad de tornillo.



Una vez configurado e instalado el transmisor un golpe a la rueda delantera y de inmediato comienza a funcionar. Su verdadera baza es la sencillez en el manejo y su enorme pantalla con los datos necesarios en un solo visionado. Un modelo de ciclocomputador muy recomendable para bicicletas urbanas donde buscamos sencillez y facilidad en el visionado y manejo. A todo esto hay que añadir que resulta muy elegante y atractivo visualmente. Finalmente para su instalación he comprado por eBay un soporte de manillar para elevar el ciclocomputador y dejar algo de espacio para otros gadgets.







Finalmente unas fotos de como queda plegada y como no interfiere y no sobresale del conjunto.