lunes, 29 de febrero de 2016

Un año con mi desarrollo randonneur 48-34 X 12-30

Ya ha pasado un año desde que cambié la transmisión a la Old Razesa re-humanizando los desarrollos, dejando a un lado los vetustos 52-42 de plato por unos 48-34, mas cercanos a los ciclistas reales. Una de las grandes barreras con las que nos encontramos los amantes del ciclismo cuando queremos realizar un cambio en la transmisión es la lucha interna por mantener el "standar", "lo que todo el mundo lleva", aunque a nosotros no nos termine de funcionar bien. Gracias a nuestro mundo globalizado tenemos la posibilidad de empatizar con ciclistas de otras partes del mundo y comprobar como en otras sociedades ciclistas, el "standar", no coincide con el nuestro. Con ese primer paso saltamos esa gran barrera interna y entramos en la disposición de la duda. Así fue como descubrí a los randonneur americanos y australianos que con frecuencia usan el desarrollo de plato de 48-34 o incluso 46-32 con cassette de 11-28 y 12-30. En su momento me decidí por el salto al 48-30 manteniendo durante un tiempo el cassette de 8 velocidad 11-30 con manetas de cambio Sunrace, hasta que salté a las 10 velocidades en junio e instalé el cassette de 12-30.

http://aventurasenunabiciplegable.blogspot.com.es/2015/01/re-humanizando-el-desarrollo-de-la.html

http://aventurasenunabiciplegable.blogspot.com.es/2015/06/old-razesa-evolution-2x10.html


De tal manera mi transmisión "randonneur" actual es la siguiente:

- Palancas de cambio Dura-Ace SL-7900
Las palancas de cambio al tubo han sido todo un descubrimiento. Siempre relacioné este tipo de cambios como algo caduco y trasnochado en comparación a los sistemas actuales de cambios integrados en las manetas de freno, pero han resultado ser un sistema de cambio fiable y muy seguro. Con este tipo de manetas de cambio me siento mucho más integrado con la bicicleta, me exige concenctración y exactitud en el momento preciso del cambio, además de afinar la precisión en el momento de realizarlo. Aunque suena extraño, me encanta esa sensación de rodar en bicicleta, usando una comparación no muy acertada, sería como conducir un coche automático y uno con marchas. 
Las manetas Dura-Ace son suaves al tacto y muy precisas. Pero han tenido su punto débil en la calidad del cromado que se ha ido en pocos meses, debiendo solucionar tal eventualidad con unas cubremanetas de goma como las usadas antiguamente.

http://aventurasenunabiciplegable.blogspot.com.es/2015/11/cubre-palancas-de-cambio-down-tube.html



- Cambio trasero Shimano 105 RD-5701-GS caja media
Me decidí por el cambio trasero Shimano 105 por ser un producto de fiabilidad constrastada, muy probado y usado por miles de ciclistas en todo el mundo. El cambio es suave, no se desajusta y cumple con garantías lo que se espera de un cambio de carretera de gama media. Busqué la opción GS (caja media) que equivaldría a un "pata larga" de mtb porque así no me cerraba las puertas si algún día quería usar un cassette mayor de hasta 34 dientes. 


- Desviador delantero Campagnolo Chorus
El desviador delantero Campagnolo Chorus es simplemente "magnífico". Cambio suave, preciso, calidad de materiales suprema. Las comparaciones son odiosas, pero evidentemente, Campagnolo juega en otra liga.


- Cassette Shimano Tiagra CS-4600 12-30 
En su momento, cuando decidí el cambio a 10 velocidades, elegí el cassette Shimano Tiagra por su relación calidad-precio con respecto al 105. El desarrollo 12-30 me permite moverme por cualquier terreno con garantías de tener casi siempre el desarrollo correcto.  De momento lleva su segunda cadena, la primera la cambié a los 5700 kilómetros, y la actual lleva 6000, lo que significa que casi son 12.000 kilómetros con el mismo cassette, todavía no hay saltos de piñones o malos engranajes.


- Cadena Sram PC1031
El combinar cadena Sram con transmisión Shimano es una cuestión de gusto personal. Siempre me han gustado las cadenas Sram con su sistema de eslabon rápido, además de ser cadenas muy duraderas y resistentes. El modelo PC1031 es de gama media-baja y es una cadena muy fiable y económica, con ellas puedes superar los 6000 kilómetros sin apenas elongación. 

Salvada la barrera psicológica de utilizar un plato grande 48 dientes he de decir que es una de las combinaciones más cómodas y racionales que he usado. También hay que ser honestos y aclarar que no es una combinación idónea para ciclistas con aspiraciones muy racing, ya que el 48-12 se les podría quedar cortos. En mi caso, para mi tipo de ciclismo, un ciclismo tranquilo me es suficiente poder llanear a 50 km/h cuando lo necesito y subir casi cualquier puerto con la combinación 34-30. Es una transmisión "randonneur", idónea para cubir jornadas con muchos kilómetros pudiendo llevar un ritmo alegre.