jueves, 11 de junio de 2015

El Señor del Acero

Hasta los años del pasado siglo XX, hablar de bicicletas era hablar de acero, pero de acero de calidad. No se concebía hasta la fecha la construcción de bicicletas sino era con este material. Duradero, fiable y ligero no tuvo competencia hasta la llegada del aluminio primero y del carbono finalmente. A parte de estériles debates sobre las bondades y las maldades de unos u otros materiales, lo que es evidente es que los cuadros de acero de aquellos maravillosos años aún siguen rodando y todavía pueden sonrojar a alguna bicicleta de carbono.

No puedo negar mi declarada atracción hacia este metal para las bicicletas y puede que haya sido marcada por mi infancia rodeado de bicicletas de acero. Lo cierto es que la edad te va haciendo valorar un buen vino, una buena canción y por supuesto, una buena bicicleta de acero. Mi predilección por este material ha hecho que finalmente mis actuales bicicletas estén hechas en este material, mi pequeña británica Brompton y mi Old Razesa.

Hablar de buenas tuberías de acero para cuadros de bicicleta nos obliga a recordar Reynolds en Reino Unido, Columbus en Italia y Tange en Japón.




La tubería Reynolds es la que mas se usado durante más años, la más conocida y la que más tours de Francia ha ganado. Reynolds comenzó su andadura en 1841 cuando el británico John Reynolds comenzó como fabricante de clavos. Sería su hijo Alfred John en 1881 quien continuará con la empresa familiar junto a sus hijos John Henry y Alfred Milward, pero será Alfred M. Reynolds quien en 1895 expandiría la empresa de forma vertiginosa. Alfred M. se plantó resolver el gran problema de los marcos de bicicletas para la época, que consistía en como hacerlos más ligeros. Para ello aumentó el grosor de las paredes en los extremos de los tubos pero sin aumentar el  diámetro exterior. A partir de ese momento se forja la leyenda de esta tubería mítica y que tiene su cenit el lanzamiento de Reynolds 531 en el año 1935 y que no pudo mejorar la calidad de esta tubos hasta el año 1976 con la aparición de la Reynolds 753. Muchos entendidos la denominan la tubería del siglo XX.





                
     




 http://www.columbustubi.com/eng/1.htm

 Unos años más tarde en la localidad de Settala, en la provincia de Milán apareció Columbus, un fabricante de tubos de acero para bicicletas. Columbus fue fundada en 1919 por Angelo Luigi Colombo y posteriormente continuada por su hijo menor Antonio, quien se haría cargo de la empresa en 1977. Actualmente pertenece a la división del Gruppo SPA donde también está la prestigosa marca italiana Cinelli. .
La tubería Columbus fue durante los años dorados del ciclismo el principal competidor de la Tubería Reynolds. Durante estos los fabricantes de tuberías de acero luchaban por conseguir la fabricación de las más prestigiosas marcas de bicicletas, siendo en esta puja Columbus la suministradora de Bianchi, De Rosa, Ciocc, Pinarello o Colnago entre otras. 

 



 
  

  


En 1920 surge en Japón otro de los grandes fabricantes de tubería de acero para bicicletas, es Tange International Co. Pronto se convirtió en un rival para el fabricante de tubos británico Reynolds convirtiéndose en el estandar de fabricaciónn para las bicicletas del lejano oriente. Será en 1980 cuando se implanta en las bicicletas de calidad de oriente, desbancando a las prestigosas marcas occidentales debido al avaratamiento de sus costos de producción con respecto a ellos. 
Tange actualment sigue produciendo tuberías para marcos de bicicleta de alta calidad, pero sin embargo, sólo producen Chromoly en lugar de acero Mangaloy. Su gama de tubos actual consta de tres niveles: Tange Chromo, Infinito, Prestige y Ultimate.