viernes, 6 de noviembre de 2015

Sustitución de la potencia Belleri

La potencia original de la Old Razesa, una Belleri francesa de los años 80 con 80mm de longitud de avance, 3cm de inclinación negativa y 15cm de caña, comenzó a darme problemas hace una semana cuando por un descuido no pude esquivar un socavón y de forma brusca y sorpresiva el manillar se bajó completamente. Por suerte llevaba las manos situadas en la parte central y no iba deprisa, porque sino, la caída hubiese estado garantizada. Al parar a colocar el manillar en su posición y apretar la potencia fue cuando me di cuenta del problema. La pieza que hace de tuerca para que apriete el tornillo allen giraba a la par que el tornillo no consiguiendo que quedara firme el manillar. La pieza en cuestión se debería encontrar embutida y se observaba como por un lateral presentaba holgura y hacía que girara.




Tras obsevar con detenimiento la pieza me di cuenta que no podía continuar circulando con el manillar sin quedar firmement asegurado. Intenté quitar la pieza y sustituirla por una tuerca, pero la pieza se encuentra embutida y no tenía acceso para soltarla. La suerte es que este tipo de potencias resultan fáciles de encontrar y son bastante económicas. Encontré en Ebay una de la marca "Uno Alloy" por 13€, la misma marca que use para la tija, en aluminio plateado con las mismas dimensiones pero con 18cm de longitud de caña. A los pocos días estaba en casa y tocaba desmontar la potencia deteriorada e instalar la nueva.




La sustitución de una potencia de este tipo no es complicada pero si resulta algo más laboriosa que las actuales que presentan una tapa frontal que permite sacar  completamente intacto el manillar. Para cambiar este tipo de potencias es necesario quitar un lado completo del manillar, es decir, cinta y maneta de freno. Yo he elegido el lado izquierdo, la maneta de freno delantero. Lo primero antes de nada, es soltar los cables de frenos de sus pernos de apriete en los puentes de freno, ya que posteriormente deberemos girar el manillar para sacarlo completamente y necesitaremos margen de movimiento. Después quitaremos la cinta del manillar con cuidado para poder usarla luego nuevamente. Una vez quitada la cinta de manillar aflojaremos la maneta de freno y la extraeremos. Llegados a este punto, aflorjaremos el tornillo de apriete de la potencia al manillar y sacaremos este completamente.


Aflojamos el tornillo superior de la potencia hasta que el tornillo expansivo nos permita retirarla y colocamos la nueva potencia. Conviene haber tomado la precaución de medir la altura exacta a la que llevamos la potencia. Introducimos el manillar, y realizamos los pasos inversos. Colocamos la maneta de freno y encintamos.





He salido a probarla y perfecta, tras algún pequeño ajuste en marcha que no había apreciado en casa, vuelve a lucir brillante y retro.